Baltar salva la tramitación de las cuentas de la Diputación de Ourense

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, ha salvado el inicio de tramitación de los presupuestos de la institución para el año que viene con el voto favorable del díscolo de Democracia Ourensana y de Ciudadanos, frente a la postura en contra de su vicepresidente Armando Ojea, fiel Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de la capital que actualmente vive una crisis tras romperse el pacto de gobierno.

Esta votación deja en el aire el puesto de la Vicepresidencia que ocupa Ojea, debido a que Baltar ya había avisado de que si votaba en contra de las cuentas de la institución provincial no podría seguir ocupando por falta de confianza. Quien sí votó a favor ha sido el representante que ejerció como portavoz de Democracia Ourensana, José Miguel Caride, quien se ha enfrentado a Jácome en el Ayuntamiento de Ourense.

Con todo, Baltar no habría necesitado siquiera los votos de sus socios de gobierno, puesto que la representante de Ciudadanos, Montse Lama, ha votado favorablemente a los presupuestos por, según sus propias palabras, «responsabilidad» con los ciudadanos, «igual» que en Xinzo de Limia, cuando respaldó las cuentas de socialistas y nacionalistas, aunque «no necesitaban» su voto.

Los presupuestos provinciales, que son los «primeros» de una institución del Estado en ver luz verde, cuentan con 79,7 millones de euros, entre los cuales figuran partidas para fomento de empleo (1,8 millones) y cooperación con ayuntamientos (2 millones).

PIDE A JÁCOME ACREDITACIONES

De esta manera, la crisis que vive el Ayuntamiento de Ourense ha sobrevolado en el pleno provincial, el primero después de que el PP rompiese el pacto de gobierno con DO, cuyo alcalde, Pérez Jácome, viene de recibir un balón de oxígeno gracias a la entrada de Telmo Ucha como concejal, lo que le permite convocar la junta de gobierno.

No en vano, el portavoz del Grupo Socialista (también en el ayuntamiento) y secretario provincial, Rafa Villarino, ha hecho constar las «circunstancias especiales» en las que ha transcurrido la sesión, las cuales fueron aclaradas por parte de la secretaría.

En este sentido, explicó que Jácome envió un escrito presentándose como representante legal de Democracia Ourensana para informar de un cambio en el nombre de la persona que ejerce la portavocía, que pasaría a ser Armando Ojea. La institución provincial le pidió al alcalde de Ourense que acredite que es el representante legal de la formación y que aclare si Caride –principal representante de los críticos en el Ayuntamiento de Ourense– «fue expulsado o dado de baja» de su formación política.

«A día de hoy no se recibió esa documentación, salvo que se presentase hoy a primera hora. A esta hora el grupo está constituido y formado por los dos (diputados). Si se acreditan estas circunstancias, haré una propuesta a la Presidencia para que se tome en consideración», sentenció el secretario provincial.

Ya en el debate de una moción sobre transfuguismo, Miguel Caride se ha defendido de las acusaciones de tránsfuga en un discurso en el que aseguró que tenía en su poder una «acta» del registro de partidos del Ministerio del Interior por la que se constataría que su formación política no cuenta actualmente con ningún «representante legal» nombrado.

La moción sirvió de terreno de juego para abordar la situación de la capital ourensana con intervenciones como la del diputado del PSOE Ignacio Gómez, que sugirió que Caride acabará teniendo un sueldo o incluso el cargo de Ojea, tras votar el actual vicepresidente provincial a las cuentas. Ojea también apoyó dos de los tres puntos de la moción del BNG y, precisamente, votó en contra del apartado en que se pedían explicaciones al presidente de la institución, Manuel Baltar, por las mociones de censura de Castrelo de Miño y Viana do Bolo.

Esta moción obtuvo el rechazo de todos los diputados del PP y del propio Caride, mientras que Ciudadanos y Armando Ojea (Democracia Ourensana) respaldaron los dos primeros puntos, referidos a una ratificación del apoyo del pacto antritransfuguismo.

Sin embargo, la moción también pretendía que el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, diese explicaciones sobre las mociones de censura en que el Bloque perdió la alcaldía con el apoyo de «tránsfugas», en palabras del diputado nacionalista Bernando Varela. Este aspecto concreto solo contó con los votos favorables del propio impulsor de la iniciativa y de los socialistas, mientras que en esta ocasión Ojea y Ciudadanos se sumaron al «no» de populares y el otro diputado inscrito en Democracia Ourensana.

«GOBIERNO ÚNICO»

«Son los presupuestos del gobierno único del PP y Democracia Ourensana, los de ustedes serían otros, no sé si mejores o peores», dijo, por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Plácido Álvarez, en lo que se convirtió en una reivindicación del funcionamiento del ente provincial.

Sobre la cuestión presupuestaria, Caride, que ejerció de portavoz de DO, destacó que contar con unos presupuestos es «absolutamente necesario» y ha dicho que el de hoy constituía un «documento base de funcionamiento. Por su parte, Villarino dijo que los presupuestos son «una declaración de intenciones y un documento esperanzador», pero, precisamente, echa en «falta ese espíritu, esa ilusión y esa forma de hacer las cosas que puede llevar a una provincia a tener un halo de esperanza».

El BNG, a través de su diputado Bernardo Varela, ha lamentado que el 66 por ciento de los gastos «va dedicado a gastos de funcionamiento y personal», un porcentaje que defendió el portavoz del PP porque eso significa, dijo, la prestación de más servicios sociales.

Bernardo Varela también consideró que será «muy difícil» llegar a acuerdos con modificaciones del borrador, mientras que Caride enfatizó que «si es posible mejorarlos, traten de hacerlo», pero que son «un punto de partida que no tiene que ser el último»: «la estabilidad es fundamental para que puedan funcionar».

«Pido una reflexión», dijo Villarino dirigiéndose a Caride y a Montse Lama, para «hacer que esto cambie de rumbo». «No hay más oportunidad (de cambio) que los votos. Pido reflexión y que no busquen la estabilidad de un gobierno provincial, sino la utilidad», ha señalado el diputado socialista.

«ABDUCIDOS»

Por otro lado, en el debate para un refrendo del pacto antitransfuguismo, el representante del BNG se refirió a las mociones de censura en las que «dos concejales fueron abducidos por el PP», una expresión que fue rebatida por el portavoz del PP en el debate, Rosendo Fernández, alegando que, en todo caso, lo que ocurrió es que no estaban de acuerdo con lo que marcaba su partido (el PSOE).

Fernández defendió que la moción de censura «es un mecanismo legal» y acusó al BNG de utilizarla en otros ayuntamientos, al respecto de lo que el portavoz de la formación nacionalista le recordó que el BNG no se apoyó «en tránsfugas» para alcanzar ninguna de las alcaldías que se nombraron.

Caride, que hizo una «reflexión» sobre el transfuguismo, aprovechó sus intervenciones para afirmar que los partidos tienen que contar con un «liderazgo» y lo comparó con un «buen director» de recursos humanos, al que no «se iría la gente». Además, dijo que los pactos antitransfuguismo lo que hacen es «proteger a la organización» y apeló a la mencionada respuesta que dijo tener del registro de partidos para incidir en que Democracia Ourensana estaría así «en disolución».

«Es un tránsfuga de manual, pero nos quiere hacer ver a nosotros que es un tránsfuga bueno, un Robin Hood», le ha espetado Ignacio Gómez.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar