Los chubascos y tormentas salpicarán el norte y el este de la Península y los 36ºC solo se alcanzarán en Levante

El fin de semana estará marcado por un tiempo más estable, una vez pasada la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que ha dejado lluvias torrenciales en distintos puntos de la Península, aunque los chubascos y las tormentas salpicarán al norte y el este peninsular, con temperaturas que en la mayor parte del país serán algo más frescas de lo normal para la época excepto en Murcia y Valencia donde se podrán alcanzar los 36 grados centígrados.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén Del Campo, ha explicado a Europa Press que este sábado habrá chubascos y tormentas en Galicia y comunidades cantábricas y no descarta que sean fuertes, especialmente en el entorno de la Cordillera Cantábrica.

Estas tormentas se extenderán después por la tarde al País Vasco, Navarra y norte de Aragón y Cataluña, y también serán fuertes en estas zonas, donde se podrán superar los 15 ó 20 litros por metro cuadrado y puede caer también granizo. Además, también podría haber tormentas general más débiles en otros puntos del norte y este peninsular.

En concreto, este sábado siete provincias del norte y del noreste peninsular tendrán aviso de riesgo (nivel amarillo) por lluvias intensas y tormentas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el aviso por lluvias y tormentas está activado para la cordillera cantábrica y Picos de Europa, para las zonas pirenaicas de las provincias de Navarra, Huesca y Lleida, así como en Guipúzcoa, en Teruel y el norte de Zaragoza.

Sobre el domingo, el portavoz de la AEMET ha dicho que la primera mitad seguirán los chubascos del día anterior en el Cantábrico oriental y nordeste de la Península. Sin embargo, a partir del mediodía quedarán más restringidos a Aragón, Cataluña y norte de la Comunidad Valenciana, donde de nuevo podrán ser fuertes y estar acompañados de granizo.

En general las temperaturas descenderán en general durante el fin de semana, aunque se recuperan en las regiones mediterráneas y Baleares. Los valores más altos se darán en el interior de Valencia y Murcia, con algunos puntos donde se superarán los 36ºC.

Por último, el portavoz ha precisado que en general en las regiones bañadas por el Mediterráneo, los termómetros alcanzarán entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal, mientras que en el resto de la Península habrá un ambiente más fresco, con temperaturas entre 3 y 5 grados centígrados por debajo de los valores habituales para la época del año.

De cara a la primera mitad de la próxima semana, prevé un tiempo «en general estable», con cielos poco nubosos o despejados, aunque, eso sí, con nubes y lluvias en el extremo noroccidental peninsular, es decir, en Galicia, oeste de Asturias y noroeste de la provincia de León. También espera algunas nubes en el Cantábrico que pueden dejar precipitaciones en general débiles.

No obstante, ha indicado que las tormentas no desaparecerán puesto que se formarán a partir del mediodía y zonas montañosas del norte y este peninsular y darán lugar a chubascos tormentosos que se extenderán probablemente a zonas llanas.

Estas tormentas, según ha precisado, serán localmente fuertes y acompañadas de granizo, principalmente en Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana, aunque también podrían producirse con menor probabilidad en otras zonas próximas.

En cuanto a las temperaturas, ha dicho que el lunes iniciarán un ascenso progresivo que se prolongará al menos hasta el jueves. Ese día se superarán los 35ºC en la cuenca del Ebro, centro y sur peninsular, así como en Baleares.

Por último, para Canarias ha pronosticado que durante toda la semana predominará el régimen de alisios, con algunas rachas de viento, fuertes, nubes en el norte de las islas más montañosas y lloviznas en esas zonas del norte.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar