El porqué Cataluña no será independiente

Uno de los problemas de España está en la situación de ruptura causada por el separatismo, que afecta al mercado, a las industrias y al tejido empresarial, con unos costes que solo el argumento ideológico es capaz de justificar. En referencia a la crisis de Cataluña, la editorial Sekotia, a la que hay que agradecer que publique obras que contribuyen a la reflexión serena, profunda y comprometida sobre temas de interés general, nos presenta en su colección Reflejos de Actualidad, el ensayo ‘El porqué Cataluña no será independiente’”, del periodista de investigación y escritor especializado en ensayo histórico Isidre Cunill.

El libro prologado por Daniel Arasa contiene un extenso dossier fotográfico, un utilísimo índice onomástico y documentos de enorme valor que facilitan al lector ver la historia de Cataluña desde una perspectiva que para muchos resultará novedosa. Su finalidad es precisamente dar claves, tras una profunda reflexión, sobre la decena de intentos de independencia de España. Continuos fracasos presentados en diferentes formatos y con distintos protagonistas, que siempre han traído decepciones y en la mayoría de las ocasiones tristes consecuencias. El autor concluye que al igual que no han podido lograr dicha quimera independentista en el siglo XX, tampoco parece que esta llegará en el XXI.

La obra es un ensayo de investigación histórica estructurado en tres partes, con capítulos tan sugerentes como: la historia como testigo de cargo; los auténticos enemigos del independentismo catalán y los principales motivos de sus fracasos (este debería resultar de lectura obligatoria para poder entender el contexto y dimensión del problema); y el fantasma de las ‘tres des’: la negociación a la independencia de Cataluña y sus razones históricas.

En sus páginas se ofrecen argumentos con enorme audacia narrativa que se apoyan en fuentes documentales especialmente rigurosas y contrastadas. Resulta especialmente interesante que esta obra parta del enfoque y perspectiva del propio nacionalismo con el que se identifica el autor, lo que a su vez no le impide poner de manifiesto las contradicciones de ese movimiento independentista catalán, que en su afán de construir hábilmente su relato no teme retorcer la historia en su beneficio.

Isidre Cunill confirma que el proceso secesionista es el resultado de una decepción causada por un sentimiento elevado a paradigma político, que se ve frustrado por la falta de firmeza del proyecto separatista a lo largo de sus múltiples y contradictorias etapas y por la desunión crónica entre los propios partidos políticos independentistas. A muchos políticos no les importa el futuro, sobre todo si va más allá de las próximas elecciones, por lo que el conflicto catalán es de esos problemas que periódicamente tiende a ocupar la actualidad política y a agravarse. El autor finaliza su obra planteándose la pregunta ¿dónde va a parar ahora el procés?, que se contesta con la afirmación de que si antes de la pandemia del Covid ya estaba a punto de entrar en la Uvi, la paralización de su trabajo de promoción internacional, que ha sido su baza más importante, el futuro se le presenta cada vez más negro.

Pero hablando de futuro, ¡solo Dios sabe!, así es que mientras tanto lo que toca es recomendar vivamente la lectura de esta obra y seguir atentos a las sugerencias que nos lleguen de la editorial Sekotia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar