Educación flexibilizará el periodo de adaptación de infantil el próximo curso

El calendario escolar gallego se mantendrá según lo previsto inicialmente por la Consellería de Educación: las clases arrancarán el 10 de septiembre y se cerrarán el 22 de junio. Un periodo lectivo que, según los cálculos sindicales, supondría prolongar el curso al menos un día más, a la espera de que se determinen algunos de los festivos del próximo año.

El departamento dirigido por Carmen Pomar ha abordado el calendario en la mesa sectorial, con los representantes sindicales de las organizaciones CIG-Ensino, CC.OO. Ensino, FeSP UGT y ANPE Galicia.

La organización es similar a otros años. El curso empezará el 10 de septiembre para el alumnado de infantil, primaria y educación especial; el 16 para ESO, bachillerato y FP; y terminaría el 22 de junio de 2021.

Los periodos de vacaciones serían el de ‘Navidad’, entre el 23 de diciembre y el 7 de enero; ‘Entroido’, entre el 15 y el 17 de febrero; y Semana Santa, entre el 27 de marzo y el 5 de abril. Tampoco serían días lectivos las fiestas de ámbito estatal, los festivos de la comunidad autónoma y el 7 de diciembre, ‘Día do Ensino’.

La principal diferencia respecto a otros años es que el cómputo de días lectivos representa un día más del máximo exigido por el Gobierno Central, que está establecido en 175, mientras que en Galicia serían 176 (la propuesta son 178, pero se aplicarían dos festividades).

Otra de las novedades se refiere a la flexibilización de cara a los más pequeños. En concreto, se alargará el periodo de adaptación del alumnado de infantil que entra en el sistema hasta finales de septiembre, en lugar del máximo de 10 días de otros años.

Esta circunstancia podría aplicarse también a otros niveles de infantil en el caso de que sea necesario, según añade la Consellería de Educación.

ATRASAR EL ARRANQUE

Tanto CIG-Ensino como ANPE Galicia censuraron que el calendario planteado por la Xunta está por encima de la media de los países del entorno, por lo que reclamaron atrasar el inicio de las clases en infantil y primaria (las principales etapas afectadas) al menos hasta el 11 de septiembre.

CIG también ha reclamado que se recupere el horario reducido de cuatro horas en los meses de junio y septiembre, y ha criticado que la orden sea un simple «corta y pega» de otros años a pesar de las circunstancias excepcionales que marcarán el próximo curso, debido a la situación sanitaria.

En este sentido, ANPE ha reiterado su petición de que se analice de forma «urgente» la situación de los centros y del sistema educativo para esta nueva etapa y ha lamentado la falta de referencias a las previsiones sanitarias y organizativas en ese sentido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar