Mujer desaparecida en Ourense

Más de tres semanas desde su desaparición, la Policía mantiene abiertas todas las hipótesis sobre el caso de Nerea Añel Vázquez. La mujer de 26 años, natural de Orense, desapareció el pasado 20 de enero en el barrio de Covadonga, conocida popularmente como una zona de trapicheo de drogas. Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han reemprendido hoy la búsqueda en el lugar donde la joven fue vista por última vez, un entorno con abundante arbolado. En la búsqueda han intervenido dos drones, uno de ellos con cámara térmica, de la Unidad Operativa de Drones de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega).

La investigación se inició en el mismo momento en que la Policía tuvo constancia de la desaparición de Nerea, que pese a no ser vista desde el 20 de enero, su madre no denunció el hecho hasta el 5 de febrero. La toma de declaraciones a los familiares y personas de su entorno y la búsqueda física por los lugares que frecuentaba la joven han centrado las pesquisas hasta el momento. Tanto la Guardia Civil como Policía Nacional sospechan que se trata de una desaparición involuntaria, pero han señalado que trabajan con la hipótesis de que la mujer «está viva».

La joven, de complexión delgada, mide 1,60 de altura, tiene pelo castaño, ojos verdes y tatuajes en ambos brazos, según ha detallado la plataforma SOS Desaparecidos.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha confirmado a en declaraciones a los periodistas tras un actor de la Comisión del Xacobeo 2021 en La Coruña que «todas las hipótesis» continúan abiertas. Fuentes policiales corroboran que no descartan ninguna posibilidad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar