Feijóo confirma que la Xunta acudirá a los tribunales para reclamar al Gobierno que pague el IVA

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ratificado que su Gobierno «agotará todas las posibilidades en el ámbito judicial» para «defender a Galicia» y llevará a los tribunales al Ejecutivo que dirige el socialista Pedro Sánchez con el fin de que pague la deuda de 200 millones derivada de la mensualidad del IVA de diciembre de 2017, que ha tildado de «hurto institucional».

En concreto, tras el pago de las entregas a cuenta pendientes, el Gobierno gallego mantiene que el Ejecutivo estatal le debe 370 millones de euros –200 del IVA y otros 170 millones derivados del cumplimiento de las reglas de estabilidad financiera–.

«Agotado el diálogo, seguiremos agotando todas las vías para defender a Galicia en el ámbito judicial, agotaremos todas las posibilidades legales», ha sentenciado Feijóo, después de que, en el marco de la sesión de control, la parlamentaria del BNG Olalla Rodil, que sustituye a Ana Pontón, quien acaba de ser madre, en sus funciones de portavoz, le instase a ir a los tribunales.

Después de una intervención en la que el dirigente de Os Peares no escatimó en críticas para el acuerdo suscrito por el BNG con el PSOE para investidura de Sánchez, Rodil ha ironizado con que el presidente últimamente solo acierta «cuando rectifica» y «cuando copia» al Bloque. «Por mucho que se envuelva en la bandera gallega ahora, no podrá tapar una década de sumisión a Madrid y al centralismo», ha advertido.

Rodil ha instado a Feijóo a acudir a los tribunales –como posteriormente el presidente ratificó que haría– y le ha pedido que se sume «a los compromisos» que el Bloque «arrancó» al Ejecutivo de Sánchez, mientras que el presidente gallego ha centrado buena parte de su intervención en criticar el pacto de Bloque y PSOE para la investidura.

Así, tras felicitar a Pontón por la «excelente noticia familiar» de su maternidad, Feijóo ha recordado que el BNG «siempre ha dicho sí, sí, sí» al PSOE, mientras que este «siempre ignora» al Bloque. Con el documento del último pacto de investidura en la mano, al que se ha referido como «esta broma», ha confesado que tuvo que leerlo «varias veces» porque no daba crédito a las «ausencias».

Por ejemplo, ha esgrimido que no hay «ningún compromiso» con la continuidad de Alcoa en San Cibrao, ni con la dotación de más pediatras y médicos de familia, tampoco con «acabar con las mentiras del AVE» y «ni se toca» el asunto de la revitalización demográfica. Pero, a su juicio, lo más grave es que no se reclaman los 370 millones de «deuda» del Gobierno con Galicia.

«Menudo chollo que tienen Sánchez y el PSdeG con el BNG, que está de rebajas. Pero aquí no, seguiremos defendiendo al país porque confía en nosotros. Galicia es nuestro compromiso. No se puede decir siempre sí al PSOE, para defender los intereses de Galicia hay que decir sí a los gallegos. Y entre el PSOE y los gallegos, nos quedamos con los gallegos», ha sentenciado.

«NO HAY AGUA QUE LAVE SU INCOMPETENCIA»

«No hay agua que lave su incompetencia política en diez años. Viene a criticar el acuerdo del BNG, claro, ¿de qué va a hablar? ¿De sus cartas? Son un retrato, el resultado de una década de incompetencia, deslealtad y sumisión a Madrid», ha respondido Rodil.

Al tiempo, ha recordado que quien tiene la responsabilidad de gobernar es Feijóo y le ha sugerido que, si no se ve «capaz de hacer su trabajo», deje que «otros» lo hagan por él. «Sabe que está en tiempo de descuento y no será capaz de enmendar en lo que le queda su década de sumisión y centralismo», ha aseverado, antes de volver a instar a Feijóo a acudir a los tribunales.

«LOS SENTIMIENTOS SON GRATIS»

Feijóo ha criticado que el Bloque le aconseje ahora denunciar al Gobierno tras apoyar la investidura de Sánchez hace menos de un mes y ha ironizado con su «coherencia». Pero ha aprovechado su intervención para confirmar, efectivamente, que, «agotada» la vía del diálogo, su Ejecutivo está decidido a acudir a los tribunales frente al «disparate» y al «hurto institucional» del IVA.

«Hice todo lo que podía para intentar entenderme con el Gobierno que el BNG apoya, pero agotado el diálogo institucional, seguiremos agotando todas las vías para defender a Galicia en el ámbito judicial», ha aseverado, y ha sugerido que el BNG debería «pedir perdón», toda vez que, bajo su punto de vista, los nacionalistas «se vendieron por nada».

«Fueron a Madrid a firmar este documento lamentable. Yo jamás firmaría un documento de este tamaño y de este importe. Prefirieron pedir el sentimiento nacional que los 370 millones. Los sentimientos son gratis, pero no mantener la sanidad y la educación, ha advertido, antes de concluir que el PSOE «firmaría» a los nacionalistas «cualquier sentimiento».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar