«Una España mejor», presentacion del libro de Mariano Rajoy en Santiago

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó a Galicia como la prueba de que un modelo basado en la moderación y la estabilidad, junto a un pueblo ejemplar, repercute en el progreso colectivo.

Con este ejemplo, Feijóo quiso apoyar las palabras de Mariano Rajoy que estos días, y a propósito del cuestionamiento de la España de las autonomías desde diversos extremos, señalaba que no está fallando el modelo sino la lealtad de algunas formaciones.

Durante la presentación del libro del ex presidente del Gobierno Una España mejor, Feijóo aseveró que esta obra recuerda que con centrismo y moderación se puede construir y unir un país. “Una lección que nunca pasará de moda y que es más importante que nunca”, aseveró, reivindicando la galleguidad patente en su forma de ser, alérgica a excesos y grandes palabras vacías y que se demuestra en la defensa del sistema autonómico como fórmula no perfecta pero idónea para gestionar nuestra diversidad.

“Estamos hablando de un libro que traslada el deseo de que el lector comparta la idea de que la moderación es útil para el bien común, siempre y en cualquier circunstancia”, dijo, asegurando que el ex presidente del Gobierno es uno de esos políticos que, sin solemnidades, sin excesos, ocultando su sabiduría en la sencillez, cumple el requisito del auténtico estadista: no trabajar solamente para las próximas elecciones, sino sobre todo para las próximas generaciones.

El responsable del Ejecutivo autonómico se refirió también a la moción de censura de 2018 para afirmar que con ella no se derribó a un presidente, a un Gobierno o a un partido, sino que se socavó la moderación y la estabilidad. “La política española da un salto en el vacío para sumirse en la incertidumbre”, sentenció, subrayando que todas las justificaciones de aquella operación política fueron cayendo una tras otra, dejando en evidencia el mero deseo de sustituir el equilibro y la templanza, por el riesgo y la aventura.

No en vano, aseveró que cuándo aun no está claro que rumbo tiene esa aventura, ni quien lo marca, empezamos a intuir que la estabilidad es el gran precio a pagar, y el sentido de Estado el tributo que se pide.

Feijóo concluyó afirmando que no parece que esta etapa de turbulencias y tratos con poca luz y menos taquígrafos, vaya dar paso a un nuevo período estable, ya que “el propósito de algunas de las fuerzas que pueden configurar una nueva mayoría, es precisamente que la inestabilidad se convierta en algo crónico”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar