7 de cada 10 madres cree que ser mujer y tener varios hijos dificulta su acceso al empleo

Tener hijos sigue siendo un obstáculo importante para las mujeres a la hora de acceder al mercado laboral y desarrollarse profesionalmente. Así se desprende del VI Estudio sobre las Familias Numerosas en España, realizado por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que revela interesantes datos en relación con el empleo en estas familias.  

El estudio se ha basado en más de 3.100 encuestas a familias numerosas con el objetivo de elaborar el perfil social y económico de estas familias, conocer cómo son y qué necesitan e impulsar así las medidas políticas adecuadas, especialmente en materia de empleo. En él se confirma que, a pesar de todos los avances sobre conciliación e igualdad, la mujer sigue soportando el peso de la maternidad cuando se enfrenta al mercado laboral, lo que afecta especialmente a las madres de familia numerosa, según su propia percepción.

Y es que un 70,9% de las encuestadas, es decir, 7 de cada 10, tiene claro que “ser mujer y madre de familia numerosa ha podido ser un inconveniente para acceder al empleo o promocionar en su trabajo”: un 37,6% considera que estas circunstancias (ser mujer y madre) han influido “mucho” en sus problemas para encontrar trabajo, y otro 33,3% cree que han tenido que ver “bastante”. En el caso de las más jóvenes (menores de 35 años), la percepción sobre lo que supone tener varios hijos a la hora de encontrar trabajo es mayor aún: casi la mitad de ellas (el 48,7%) indica que el hecho de ser madre de familia numerosa ha tenido que ver “mucho” en sus dificultades para acceder al empleo.

Además de lo que pueda suponer buscar un primer trabajo con varios hijos, las mujeres se enfrentan más que los hombres a la difícil tarea de reincorporarse al mercado laboral después de un paréntesis, y es así también porque son ellas las que mayoritariamente lo interrumpen por razones familiares: el 57,6% de las madres de familia numerosa ha dejado de trabajar en algún momento para cuidar de su familia, frente al 14,6% de los padres. Aunque un 31,4% de estas madres se ha reincorporado al trabajo después de un periodo dedicado al cuidado de hijos -3 años de media-, más de la mitad (53,9%) reconoce que ha sido “más bien difícil” acceder de nuevo al empleo.

Medidas de conciliación

La conciliación es el caballo de batalla de las familias numerosas; de hecho, “no disponer de facilidades para conciliar” es la principal barrera de entrada al mercado laboral, según afirma el 72,3% de las familias, seguida de “tener hijos a cargo” (63,7% de las familias). También aquí el estudio muestra diferencias muy significativas entre las madres y los padres: mientras el 72,1% de ellas afirma que los hijos son una dificultad importante para poder trabajar, sólo lo consideran así el 39% de los hombres.

El estudio revela la importancia que, como es lógico, los trabajadores que tienen hijos le dan al horario, un factor que determina mucho la satisfacción laboral, hasta el punto de ser lo más valorado por encima incluso del sueldo: para el 69% de las familias numerosas, el horario laboral es el primer motivo por el que se sienten bien en su trabajo, seguido del salario (45,1% de familias). De la misma forma, las medidas de conciliación que más les ayudarían a compaginar trabajo y familia serían disponer de flexibilidad horaria de entrada y salida (46,5%); tener jornada intensiva (33,1%) y poder trabajar desde casa varios días por semana (31,3%).

La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) considera que el estudio pone sobre la mesa, con datos, una realidad a la que es necesario hacer frente desde las administraciones públicas, “cambiando mentalidades y arbitrando medidas efectivas que permitan a las familias tener los hijos que quieran, sin que ello suponga un freno o un obstáculo importante a la hora de encontrar un empleo”, señala el presidente de la FEFN, Benito Zuazu.

Frenos a la natalidad

El presidente de la FEFN destaca además el grave problema de población que hay en España, el invierno demográfico del que ya han alertado los expertos y que ha llevado a la creación de una Comisión especial en el Senado, y en este sentido reclama coherencia. “No podemos decir que en España no nacen niños y que cuando un hombre, o especialmente una mujer, con 3 hijos vaya a buscar trabajo no se le den facilidades, no encuentre empleos con horarios adaptados. Hay que dejar de poner frenos a la natalidad”, destaca Zuazu.

El presidente de la FEFN hace hincapié además en el hecho de que “en la gran mayoría de las familias numerosas es necesario que trabajen fuera de casa el padre y la madre porque hacen falta dos sueldos, lo que hace más necesario contar con medidas de conciliación reales, que respondan a las necesidades de las familias, y medidas económicas, como la prestación por hijo a cargo que hay en otros países de Europa, para apoyar a las familias con hijos, que están haciendo una aportación a la sociedad en forma de capital humano”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar