El presidente de la Xunta visitó el CPI Terras de Maside, en la apertura del curso escolar

El presidente de la Xunta destacó que el nuevo curso escolar 2019/2020 comienza con “más plurilingüismo, con más libros digitales y ofreciendo más servicios públicos”, aseveró, refiriéndose al incremento de plazas en comedores escolares, al servicio de transporte escolar y al incremento en un 30% del número de centros con libros digitales, entre otros.

Durante una visita junto con la conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, al CPI Terras de Maside, Feijóo subrayó que la jornada comenzó “con tranquilidad” y quiso felicitar a todos los miembros de la comunidad educativa “por conseguirlo y a los padres y madres por confiar al Sistema educativo gallego el futuro de sus hijos”.

Más al detalle, el presidente de la Xunta precisó que este curso, que arranca para cerca de 197.000 alumnos de educación especial, infantil y primaria, contará con más 600 centros educativos con modelo plurilingüe en toda la comunidad, implantados en menos de una década: 423 centros educativos tarde-noche plurilingües -38 más que el curso pasado-; 171 contarán con Estrella PluriInfantil -29 más que el año anterior-, y 13 con Estrella PluriBach -5 más que en el curso 2018/2019-.

Asimismo, en este curso funcionarán en los centros un total de 4.647 secciones bilingües, lo que significa multiplicar por 6,5 las que había en el curso 2008/09, beneficiando a cerca de 110.000 alumnos. Y la mayor parte de ellos contarán con el apoyo de un auxiliar de conversación nativo en la lengua correspondiente. No en vano, prestarán este servicio un total de 617 personas, lo que supone multiplicar casi por 10 el número de auxiliares que había en el curso 2008/09.

Por otra parte, en el curso 2019/2020, un total de 70 ciclos de Formación Profesional impartirán parte de su currículo en una lengua extranjera, una modalidad también implantada por el actual Gobierno de la Xunta de Galicia.

Con estos datos, la comunidad se acerca de modo significativo a los objetivos marcados por la Estrategia gallega de lenguas extranjeras 2020, EDUlingüe, cuya finalidad fundamental es extender el plurilingüismo a todas las etapas educativas y facilitar que los alumnos puedan acreditar su nivel de lengua extranjera al final de etapa. Hasta hace tres cursos, la enseñanza plurilingüe estaba implantada en las etapas obligatorias, es decir, Primaria y Secundaria, pero desde el curso 2017/18 se abre también la Infantil, Bachillerato y Formación Profesional.

Hoy comenzaron también a funcionar con total normalidad los servicios de transporte y los de comedor gestionados por la Consellería. El número de plazas de comedor escolar en toda Galicia será de 76.987, de las cuales 14.890 tarde-noche gestionadas por ANPAS o ayuntamientos. En lo relativo al transporte, se prestará servicio –según las estimaciones provisionales- a 88.054 alumnos de 776 centros públicos.

Con estas cifras, Feijóo destacó los últimos datos de la OCDE que acreditan que la Comunidad gallega, en relación al abandono escolar se sitúa por debajo del promedio de la OCDE y del promedio de España.

Un comienzo de curso con centros reformados

El presidente del Gobierno gallego concluyó subrayando que este curso comienza con 50 centros reformados, después de una inversión total en estos tres meses de verano de más de 50 millones de euros destinados a grandes obras -obra nueva, rehabilitaciones energéticas, integrales y obras de calado-.

Así, en relación al CPI Terras de Maside, destacó que la Administración autonómica ejecutó una obra de rehabilitación energética por importe de cerca de 500.000 euros, en la que se llevaron a cabo actuaciones como: la colocación de aislamiento en las fachadas a través de la inyección de aislante en cámara, la colocación de lana de roca sobre forjado de bajo cubierta, y el relevo de toda la carpintería exterior y la de parte de las luminarias existentes por equipos de alta eficiencia con equipos de regulación y detectores de movimiento.

Además de la colocación de ventanas de doble vidrio con rotura de puente térmico y de nuevas cajas de persianas con aislamiento térmico, se cambió la cubierta de los patios interiores por una nueva de panel sándwich y se sustituyó el falso techo de todo el edificio principal, salvo en espacios renovados recientemente como el aula abedul, la biblioteca infantil o el aula de tecnología y el cibersalón.

La actuación incluyó, asimismo, el cambio de canalones y bajantes del edificio principal, trabajos puntuales en la instalación de fontanería y de calefacción para permitir un ahorro energético de más del 20%. Por otra parte se repasaron y se pintaron parte de los paramentos interiores, elementos metálicos y de madera.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar