Botadura en Ferrol de un buque para la Marina Real de Australia

El presidente de la Xunta asistió a la botadura del buque Nuship Stalwart para la Marina Real Australiana Feijóo valora el esfuerzo de la plantilla de Navantia para cumplir los encargos de la Armada australiana y pide al Gobierno central que afronte el período de incertidumbre que se abrirá el año que viene.

Resalta la importancia de que Navantia no se quede atrás y se prepare para seguir dando respuesta a los nuevos modelos de producción, basados en la digitalización; a los perfiles laborales más demandados y a las exigencias cada vez más fuertes del mercado

Incide en la necesidad de que el Gobierno central aporte estabilidad y concreción para que el astillero pueda seguir avanzando: “hay dos años de sombra donde no tenemos carga de trabajo en Ferrol”, recuerda

Recuerda que desde la Xunta se está acompañando a Navantia desde dos frentes: la conversión del astillero 4.0, con ayudas que suman 5,7 millones, y la puesta en marcha de un plan de formación naval, con iniciativas que ascienden a 16 millones de euros

Subraya que la construcción de los dos buques para la Armada australiana, que se encargaron en la ría de Ferrol en mayo de 2016, son hoy una realidad visible Ferrol, 30 de agosto de 2019

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, valoró el esfuerzo de la plantilla de Navantia para cumplir los encargos de la Armada australiana y pidió al Gobierno central que afronte el período de incertidumbre que se abrirá el año que viene.

Durante el acto de botadura del buque Nuship Stalwart para la Marina Real Australiana, Feijóo destacó la capacidad y la profesionalidad del conjunto de los trabajadores de este astillero y de las empresas auxiliares que, una vez más, ponen de manifiesto la experiencia acreditada durante décadas del sector naval gallego; su fiabilidad para cumplir cada pedido en tiempo y forma; y su capacidad para hacer de la tecnología la herramienta con la que está respondiendo a retos cada vez más complejos que requieren mayor especialización.

El presidente de la Xunta incidió en que estos valores son extensibles al conjunto del sector en toda Galicia y recordó que el naval gallego no solo es el que más contratos tiene en vigor –un 55%-, sino también el que más contratos consiguió en el primer semestre de este año, con 7.

Asimismo, recordó que la Comunidad tiene la segunda mayor cartera de pedidos de todo el continente, solo por detrás de Holanda y la industria naval en Galicia alcanza, en este momento, sus mayores cuotas de diversificación con buques de defensa y aprovisionamiento, pesqueros, cruceros y megayates, entre otros.

“El sector naval privado está cumpliendo y es necesario que cumpla el sector público en el caso de Navantia Fene-Ferrol”, aseveró, resaltando la importancia de que Navantia no se quede atrás y se prepare para seguir dando respuesta a los nuevos modelos de producción, basados en la digitalización; a los perfiles laborales más demandados y a las exigencias cada vez más fuertes del mercado.

En esta línea, recordó que desde la Xunta se está acompañando a Navantia desde dos frentes: la conversión del astillero 4.0, a través del apoyo a tres proyectos con ayudas que suman 5,7 millones para avanzar en su proceso de modernización y transformación digital.

Y, en lo que respecta a la formación adaptada a las nuevas necesidades, el titular del Gobierno gallego subrayó la puesta en marcha de un plan de formación naval, que recoge un conjunto de iniciativas y líneas de ayuda que suman 16 millones para impulsar el empleo cualificado en esta industria,3.600 personas entre trabajadores y desempleados.

Feijóo aprovechó el acto para insistir en la necesidad de que el Gobierno central aporte estabilidad y concreción para que el astillero pueda seguir avanzando. “A la Sepi y a Navantia Fene-Ferrol les corresponde garantizar estos momentos que se abren de incertidumbre en este astillero”, aseveró, recordando que el contrato con Australia finaliza a principios del próximo 2020 y que las fragatas F-110 no empezarán a construirse hasta finales del 2021-principios del 2022. “Por lo tanto, hay dos años de sombra donde no tenemos carga de trabajo en Ferrol”, abundó.

Si bien Fene parece que se puede encarrilar con un contrato de eólica marina que se podría concretar en las próximas semanas, según recordó el presidente de la Xunta, Feijóo hizo hincapié en la preocupación por el futuro inmediato del astillero de Ferrol: “espero que en este período de incertidumbre y de sombra en el que se va a meter el astillero de Navantia Ferrol tengamos una propuesta concreta para tener carga de trabajo hasta que se inicien las fragatas, no solo para el astillero, sino también para las empresas auxiliares.”

El responsable del Ejecutivo autonómico concluyó agradeciendo la confianza de la Armada australiana, una relación estratégica que generó contratos para Navantia por valor de 2.400 millones de euros. Así, la construcción de los dos buques que se encargaron en la ría de Ferrol en mayo de 2016, y que son hoy una realidad visible, se traduce en un valor de 420 millones de euros, 3 millones de horas de trabajo y una generación anual de 1.800 puestos de trabajo directos e indirectos hasta 2020, cuando se entregue definitivamente este segundo buque.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar