En prisión los dos dirigentes de la banda terrorista Resistencia Galega

 Los dos dirigentes gallegos de la organización terrorista Resistencia Galega fueron trasladados a prisión después del juicio oral celebrado en los juzgados madrileños, tras 16 años sin poder ser detenidos.

El juez Manuel García Castellón ha decretado prisión provisional para ambos en la clandestinidad desde 2006, y a dos de sus colaboradores detenidos también el pasado fin de semana. Según han informado fuentes jurídicas, el juez de la Audiencia Nacional ha acordado el ingreso en prisión de los cuatro, a petición de la Fiscalía, por el delito de integración en organización terrorista.

La Guardia Civil detuvo en Vigo a los dirigentes Antón García Matos y María Asunción Losada Camba en virtud de sendas requisitorias de los Juzgados de Instrucción núm. 4 y 6 de la Audiencia Nacional, por los delitos de pertenencia a organización terrorista en grado de dirigente, tenencia y transporte de explosivos y falsedad documental.

Antonio García Martos y Asunción Losada Camba. Fotos Policía Nacional.

Aunque en los últimos años, las diversas operaciones policiales habían conseguido desarticular los comandos de la organización terrorista y detener a todos sus miembros, además de actuar contra su entramado organizativo de apoyo, el máximo dirigente de la misma permanecía huido junto a María Asunción Losada Camba desde 2006, lo que permitía a Resistencia Galega mantener los conocimientos técnicos y la experiencia para la confección de artefactos explosivos. A Resistencia Gallega se le atribuye más de sesenta acciones violentas, muchas de ellas realizadas con explosivos de fabricación propia.

La búsqueda de García Martos se remonta a su paso a la clandestinidad en 2006, durante estos años han sido muchas las pistas seguidas para la su localización, llegando incluso a ubicar su paradero fuera de España, hasta su localización en Vigo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar