La Generalitat acusa al Gobierno de ceder ante la derecha

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi, comparecieron en el Palau de la Generalitat para responder al Gobierno y lamentaron que “haya decidido abandonar el diálogo” con la Generalitat y “ceder ante quienes están en contra de la democracia”.

Artadi valoró la apuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por “una respuesta política al problema político” de Cataluña, pero consideró que “está fallando” a la hora de concretar los mecanismos de ese diálogo y “le está faltando coraje” para “pasar de la retórica a la realidad”.

Aragonès señaló que “con este paso atrás, el Gobierno da por buenos los argumentos” de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, a quienes calificó de “tripartito de derechas en contra del diálogo”. E incidió en la idea de que Sánchez “no ha sido suficientemente valiente para resistir las presiones del nacionalismo español de derecha y de extrema derecha”, en referencia a la manifestación convocada para mañana en Madrid por PP, Ciudadanos y Vox.

El vicepresidente catalán aseguró que el Govern “seguirá sentado” a la mesa de negociación a la espera de que los socialistas vuelvan para “buscar una solución dialogada, negociada y democrática” para Cataluña, aunque dejó claro que no renunciará a sus “convicciones y proyecto político como condición para empezar a hablar”.

Aragonès explicó que la propuesta hecha pública por Calvo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros fue recibida por el Govern a las 13.30 horas y que pese a ser un documento “sin concreciones” el Ejecutivo catalán se mostró “abierto” a seguir hablando. Añadió que propusieron una reunión la misma tarde del viernes, que fue rechazada por el Gobierno, al que responsabilizó de “romper las negociaciones”. También desveló que el jueves el Ejecutivo puso como “condición para seguir profundizando” en las negociaciones que el PDECat no presentase la enmienda a la totalidad de los Presupuestos o que ERC retirase la suya.

“En las últimas 24 horas el Gobierno español ha tenido prisa por cerrar un acuerdo que estábamos muy lejos de cerrar”, apuntó Artadi.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar