«La caida fue libre y rápida», según el delegado del Gobierno en Andalucía

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha informado sobre el rescate de Julen, el niño de dos años hallado sin vida en la madrugada de este sábado tras caer en un pozo el pasado domingo 13 de enero en el municipio malagueño de Totalán y ha apuntado que la posición del cuerpo del pequeño «hace determinar que la caída fue libre y rápida hasta la cota que en la que se le encontró», que fueron unos 71 metros. Eso significa que el chaval perdió la vida con carácter inmediato por las múltiples lesiones.

En una rueda de prensa en la que ha ofrecido detalles de los trabajos realizados, ha señalado que la autopsia al pequeño a lo largo del día «podría tener algún resultado» que se trasladará a la jueza que instruye el caso.

Gómez de Celis ha apuntado que la posición del cuerpo del pequeño «hace determinar que la caída fue libre y rápida hasta la cota que en la que se le encontró», los 71 metros bajo tierra, ya apuntados. Asimismo ha dicho que, tras la caída al pozo, el niño se topó con un suelo de tierra, añadiendo que el aire que pudiera existir era el que había entre los pies y la cabeza del pequeño.

El delegado ha resaltado que todo el diseño se realizó de manera urgente y en pocas horas, además de que todos los trabajos que se han acometido estaban basados en una tesis: «Julen estaba en el pozo y, además, en la cota donde finalmente ha sido». «Todo el diseño realizado todos estos días iba encaminado a llegar lo antes posible a Julen en la cota del pozo donde efectivamente se ha encontrado, y, además, hacerlo con urgencia, pero también con mucha delicadeza». En este sentido, ha aclarado que se trataba de llegar hasta el pequeño de dos años pero «sin ningún daño más del que ya pudiera tener».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar