Feijóo destaca a los galardonados con los Premios de la Cultura

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó la labor de los galardonados con los Premios de la Cultura Gallega para labrar una cultura que une, “tejedora de hilos entre personas y pueblos”, y que está firmemente arraigada en la tierra.

“El gran milagro de la creación cultural es transformar una inspiración que muchas veces es individual y solitaria, en algo que comparten innumerables lectores, espectadores o oyentes”, dijo, durante el acto de entrega de los premios, incidiendo en que los hombres y mujeres de la cultura tienen un privilegio del que carece cualquier otra ocupación: sintetizar en una pieza musical, en un libro, escultura o documental, pensamientos que son patrimonio común y que, sin la mediación cultural, se perderían.

Subrayó que buena parte de nuestra historia sería un manojo de sucesos inconexos sin lo trabajo de Ramón Villares. “Alguien habló de los pueblos sin historia, pero gracias a historiadores e investigadores como él sabemos que Galicia tiene historia y tiene peso en la historia”, aseveró, recordando el esfuerzo “empecinado” que Ramón Villares hizo desde la Presidencia del Consello da Cultura Gallega para la proyección exterior de la cultura del país.

Asimismo, resaltó que esa función catalizadora de los creadores culturales es bien patente en la Rueda. “Es su una reivindicación de la música natural, espontánea que surge de la necesidad de estar juntos. Alrededor de sus canciones hay siempre una Galicia en miniatura que se agrupa como hicieron durante siglos nuestros ancestros”, precisó.

En lo tocante a Antón Santamarina, precisó que nuestro idioma llega a la enseñanza de su mano. “Este lingüista fundamental para entender el resurgimiento de nuestra habla común, rompe ese muro que alejaba el gallego de las aulas. El idioma del alma gallega se convierte en herramienta del aula gallega que empieza a nacer con la etapa preautonómica”, sentenció, afirmando que Galicia le debe mucho a los hombres y mujeres que en esos momentos en los que se configura la Galicia de hoy, promueven una lengua entendida como casa común, como ponte y camino.

“Algún día Cannes intentará imitar a Cans. Pero sin éxito”, sentenció sobre este festival que se expande por bodegas, galpones y casas particulares para mostrar las mejores producciones gallegas. Además de referirse también al trabajo de la asociación O Sorriso de Daniel, que vela por la Galicia románica, una de las etapas de esplendor de nuestro país.

“Luz Darriba rodeó la muralla de Lugo de palabras contenidas en más de medio millón de libros, consiguiendo que fuera declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad; le gusta hacer de los libros un ejército pacífico y lúdico que hace resaltar monumentos y sirve de herramienta de lucha contra la discriminación y la violencia, innegables, que sufren las mujeres. Y muchos y valiosos son los libros que Xosé María Álvarez Cáccamo ha aportado a la literatura gallega. Poesía, relato breve, teatro, investigación, literatura infantil. Sus páginas le dan un sello de continuidad en el tiempo a inquietudes gallegas que esperan la pluma o la tecla adecuada para manifestarse”, añadió, refiriéndose también al Festival de Otoño de Teatro-Fiot, una cita de las artes escénicas elogiada por el Observatorio de la Cultura de España, y sobre todo, reconocida por los 10.000 espectadores y participantes anuales.

El presidente de la Xunta concluyó su intervención haciendo hincapié en que la democracia precisa de un pueblo capaz de hacer y sentir cosas en común. “La democracia necesita la cultura porque creaciones culturales como las que hoy celebramos en el monasterio de Montederramo, son ese nexo que unifica las gentes alrededor de las experiencias asociadas. Galicia lo sabe porque mucho antes de que los gallegos disfrutaran de una ciudadanía política o administrativa, tenían ya una ciudadanía cultural que hizo de ellos un gran pueblo”, explicó, dando las gracias a «todos y todas por labrar una cultura que une y que está firmemente arraigada en la tierra como este monasterio de Montederramo”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar