Galicia, primera comunidad que aprueba sus Presupuestos

Galicia es la primera comunidad autónoma de España que aprueba sus Presupuestos para 2019, después de que las cuentas públicas recibieran hoy el visto bueno en el pleno del Parlamento. Galicia evita así la aplicación de una prórroga presupuestaria que sí harán otras comunidades autónomas.

Los Presupuestos para 2019 establecen un gasto de 9.850 millones y entrarán en vigor el 1 de enero, una vez que esta ley se publique en los próximos días en el DOG. Las cuentas de la Xunta para 2019 incrementan el gasto en 363 millones, un 3,8%, lo que permitirá reforzar el gasto social, hacer más inversiones, impulsar la creación de empleo y aplicar nuevas bajadas impuestos. Galicia dispondrá así de 1.464 millones más que en 2014 con el objetivo de fortalecer unas cuentas públicas centradas en el crecimiento, los servicios y las personas.

El aumento de recursos permitirá reforzar en otros 270 millones de euros el gasto social y también aumentan un 7% los fondos para el fomento del empleo, hasta los 254 millones, con la previsión de crear en el 2019 unos 15.000 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo. En cuanto a las inversiones, los Presupuestos aumentan un 5,2% los gastos de capital, hasta los 1.652 millones, para que Galicia siga entre las comunidades que hacen mayor esfuerzo inversor.

En el ámbito de la competitividad, la Xunta había incrementado un 14% los recursos para la innovación al tiempo que las ayudas a la inversión productiva en las empresas crecen un 15%, hasta llegar la casi 90 millones de euros. En cuanto a las infraestructuras, los Presupuestos para 2019 incrementan en un 260% los recursos presupuestarios para las estaciones intermodales y elevan un 29% los fondos destinados la actuaciones de mejoras para seguridad viaria.
Nuevas bajadas de impuestos

El 1 de enero también entrarán en vigor las nuevas rebajas de impuestos incluidas en estos Presupuestos, que se unen a las ya aprobadas por el Gobierno gallego en los últimos años, como la del IRPF, la del Impuesto sobre Sucesiones o el programa de impuestos cero en el rural.

Entre las novedades está la rebaja del 8% al 7% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) en el caso de vivienda usada para uso habitual, que beneficiará a 10.000 gallegos al año, y la bajada en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en las herencias entre hermanos. La Xunta también revierte la subida del Impuesto sobre el Patrimonio de 2013, de modo que Galicia vuelve a tener la tarifa estatal, y se aprueban nuevas deducciones fiscales en el ámbito de la innovación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar