Autonómicas andaluzas con la novedad de VOX

Hasta hace aproximadamente 15 ó 20 días, la formación de extrema derecha “VOX”, raramente aparecía en los medios ni debates de opinión y, desde hace dos semanas, tras iniciarse la campaña de las autonómicas andaluzas, es citada en los mensajes de los principales partidos desde que el pasado día 16, cuando se creó y difundió su video para la campaña electoral bajo el lema “Andalucía por España” se convirtió en viral a través de las redes sociales. La idea de su líder, Santiago Abascal, anunciando que “en Andalucía se iniciará una reconquista para dar voz a los españoles” ha tenido una singular repercusión.

La presidenta andaluza, en su segundo debate a través de RTVE, insistió repetidamente en preguntar a los candidatos del PP y Cs, Juanma Moreno y Juan Marín, si con posterioridad a los comicios del próximo domingo pactaran con el partido de Abascal para arrebatarle la presidencia de la Junta. Cuestión que en ningún momento recibió contestación por parte de sus adversarios políticos. En posterior comentario de Susana Díaz, nuevamente acusó a los líderes de los citados partidos que el no contestar obedece a la pretensión de unir sus votos a los de VOX, afirmación que resultó totalmente pueril.

A tenor de los sondeos de opinión publicados hasta el momento, todo parece indicar que lamentablemente el PSOE volverá a ganar aunque sea con el peor resultado de su historia, observándose un considerable desgaste a medida de aproximarse la fecha de las citadas elecciones, aunque no lo suficiente para que pactando entre el PP, Ciudadanos y la dudosa aportación de VOX pudiesen optar al triunfo.

Nuevamente, el clientelismo andaluz demostrará que continúa siendo lo suficientemente fuerte para mantenerse en el poder una legislatura más. Todo lo contrario de lo que sucede con el candidato de los populares, Juanma Moreno, quien tal como se barrunta volverá a perder parlamentarios a favor de Ciudadanos e incluso de VOX. Salta a la vista que el aspirante conservador no es el idóneo. Demostrándose una vez más que el gabinete de selección de Génova funciona rematadamente mal. Este limitado político no tiene nada que celebrar, con el agravante de que cuanto más se acerca el día de acudir a las urnas, su aportación en escaños mengua.

Todo apunta a que deberemos soportar otros cuatro años a doña Susana aunque resulte muy fuerte, si bien la oposición lo tiene bien merecido. Apelar a la corrupción en estos pagos está demostrado que prácticamente ya no produce efecto alguno. Paciencia y… ¡¡Tiempo al tiempo!!

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar