Aterrizaje de emergencia de un avión en Portugal

 

Un avión Embraer 190 sin pasajeros de la aerolínea kazaja Air Astana se enfrentó a problemas climáticos y técnicos en Portugal, por lo cual sobrevoló el país luso de forma errática mientras localizaba un aeropuerto con buena visibilidad para poder aterrizar con seguridad.

El avión volaba con seis tripulantes. El piloto y los responsables de la torre de control del aeropuerto de Lisboa tuvieron que aterrizar la aeronave sin mandos de vuelo y en medio de una tormenta; nadie resultó herido y sólo los pilotos fueron llevados al hospital con cuadros de ansiedad y estrés.

Cabe señalar que el destino de la aerolínea era Minsk, Bielorrusia, aunque inicialmente se había informado que era Kazajistán. El Embraer había realizado una parada técnica en el aeropuerto militar de Alverca, en Lisboa.

Seguidamente despegó sin problema alguno de Alverca, aunque decidieron aterrizar en el aeropuerto civil de la capital portuguesa para comprobar así las reparaciones realizadas. Fue en ese momento cuando iniciaron los problemas.

Técnico aéreo portugués

Después de varios intentos sobrevolando la ciudad, el piloto de Air Astana lanzó un aviso de socorro -Mayday, Mayday-, ya que fallaban los mandos electrónicos de aterrizaje.

Este estado de emergencia fue trasladado al control de tráfico aéreo portugués, junto a otra serie de problemas como la inestabilidad en velocidad y altitud, y, debido al mal tiempo, la falta de visibilidad.

En medio de la crisis, los pilotos del E190 barajaron la idea de aterrizar en el mar o incluso en un río, ante la falla de los sistemas y el mal clima.

Finalmente, en la compañía de dos F-16  Fighting Falcon de la Fuerza Aérea portuguesa, la tripulación recuperó el control de la nave e inició su aterrizaje de emergencia en la Base Aérea de Beja, a unos 180 kilómetros al sureste de Lisboa.

El avión aterrizó sin daños materiales ni físicos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar