Sanidad:Un tercio de los gallegos no logra mantener las rutinas que se propone

Adelgazar, hacer ejercicio, dormir más… Hacer la lista de buenos propósitos es fácil; cumplirlos, no tanto. Según un estudio de Lilly, el 34,5% de los gallegos no logra mantener los hábitos que se propone y el 74,1% tiene costumbres que le cuesta mucho cambiar. El estudio forma parte de la campaña #CambiaTuRutinaEnDiabetes, que busca concienciar sobre la importancia de cumplir ciertos hábitos diarios en el control y la prevención de esta enfermedad.

“Todos tenemos integradas en nuestro día a día rutinas que repetimos, aunque no sean las mejores para nuestra salud. En diabetes también ocurre y mediante esta campaña, queremos hacerlas visibles y concienciar sobre sus consecuencias”, ha destacado el Dr. Jesús Reviriego, director me´dico de Lilly Diabetes.

El estudio, realizado a partir de las respuestas de 2.003 personas de 18 a 64 años de edad de todas las comunidades autónomas, analiza las conductas que más repiten los españoles en su día a día, así como sus propósitos, en aspectos como la alimentación, el ejercicio físico, el sueño, el uso de la tecnología o la salud en general. En diabetes, el cambio de rutinas de estilo de vida es clave para un buen control de la enfermedad, así como para su prevención.

 

 

METAS DEL DÍA A DÍA

Los resultados reflejan que, a la hora de marcarse objetivos, los gallegos dan prioridad a: llevar una dieta saludable (75% de los encuestados), hacer ejercicio de forma habitual (69%) y dormir más horas al día (52,6%).

Sin embargo, dicha lista de propósitos contrasta con algunos hábitos que los entrevistados en Galicia aseguran tener en su vida diaria. Así, un 47,4% afirma que apenas hace ejercicio físico, mientras que el 46,6% reconoce dormir menos de las horas recomendadas (7-9 horas).

En el apartado de la alimentación, el 46,6% de los gallegos asegura no incorporar verdura en su menú diario, mientras que un 67,2% no realiza las cinco comidas recomendadas al día y un escaso 20,7% reconoce calcular las cantidades.

“Cambiar rutinas instauradas en nuestro día a día, incluso cuando existe el propósito de hacerlo, no es fácil, tal y como evidencia el estudio”, ha destacado el Dr. Reviriego, quien ha recordado que éste es, precisamente, uno de los principales retos que enfrentan los sistemas de salud para frenar problemas como la obesidad o la diabetes.

 

 

CONROL DE DIABETES

 

Inercia es un término utilizado en el ámbito sanitario para definir el fallo en el inicio o intensificación del tratamiento. En el caso de la diabetes, cuyo tratamiento es progresivo y se modifica de forma escalonada a lo largo de la evolución de la enfermedad, el grado de inercia en relación al control glucémico es elevado.

“Menos de un 50% de los pacientes con diabetes tipo 2 cumplen los objetivos recomendados de control glucémico lo que, con el tiempo, puede acarrear graves complicaciones crónicas. Tras esta situación, encontramos la influencia de altas tasas de inercia terapéutica”, ha expresado el Dr. Josep Franch, médico de atención primaria del EAP Raval de Barcelona.

En este sentido, uno de los objetivos de la campaña #CambiaTuRutinaEnDiabetes es que tanto el paciente como el profesional sanitario se planteen hasta qué punto no alterar una rutina de tratamiento puede estar influyendo en un peor control de la enfermedad.

 

 

DESAYUNOS SIN FRUTA

 

Entre los resultados del estudio, llaman la atención algunas de las rutinas que aseguran tener los gallegos en el momento del desayuno. El 56% de los encuestados suele invertir no más de unos 5-10 minutos en desayunar; un 19% afirma que solo desayuna café o algo líquido y el 64,7% no suele tomar fruta durante la primera comida del día.

En el caso de la diabetes, tanto el tipo de alimentos, las cantidades ingeridas como el número de comidas diarias son importantes para un control adecuado de la enfermedad. “Un plan de alimentación saludable es uno de los pilares en el tratamiento de la enfermedad y puede ayudar a reducir complicaciones de tipo cardiovascular”, ha destacado el Dr. Franch.

 

EL MÓVIL, CONTRA EL  SUEÑO

 

En cuanto a los hábitos relacionados con el uso de la tecnología, los resultados de la encuesta reflejan que el móvil irrumpe con fuerza en la rutina del sueño de los gallegos. Un 75,9% suele dejarlo en su mesilla de noche, un 58,6% lo consulta nada más levantarse y un 66,4% justo antes de irse a dormir.

Estas rutinas pueden, sin embargo, no ser las mejores para la salud. “Los móviles pueden alterar tanto la calidad como la cantidad de nuestro sueño”, ha alertado el Dr. Franch, quien ha destacado que dormir poco o mal es un factor de riesgo asociado a la obesidad.

 

 

SENTADOS UN TERCIO DEL  DÍA

 

En el apartado del ejercicio físico, aunque un 71,6% de los gallegos manifiesta que prefiere hacer andando los desplazamientos inferiores a 30 minutos, se acercan a la mitad los que aseguran optar por el ascensor en lugar de subir escaleras (44,0%) y los que declaran pasar más de un tercio del día sentados (46,6%).

“Pequeñas decisiones diarias como subir escaleras en lugar de utilizar el ascensor u optar por realizar trayectos cortos a pie pueden significar mucho en el control de problemas como la obesidad o la diabetes”, ha expresado el Dr. Reviriego. Además, el ejercicio físico diario puede ser una importante herramienta de prevención: según la Organización Mundial de la Salud, treinta minutos de actividad física moderada casi todos los días, unido a una dieta saludable, pueden reducir drásticamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

 

 

Al preguntar a los entrevistados en Galicia por otros hábitos de salud, sorprende que solo el 30,2% se hace el firme propósito de realizarse revisiones médicas periódicas. Sin embargo, un destacado 87,9% de los gallegos asegura respetar los horarios y las tomas de los medicamentos.

Estas rutinas tienen, a su vez, relevancia cuando se miran desde el prisma de la diabetes. “La diabetes es una enfermedad infradiagnosticada. De hecho, se estima que casi la mitad de las personas que tienen diabetes no lo sabe. De ahí la importancia de someterse a chequeos periódicos”, ha comentado el Dr. Reviriego. Por su parte, en lo que respecta a cumplir el tratamiento, aún queda trabajo por hacer entre los pacientes diabéticos. “Mejorar las tasas de adherencia terapéutica es un objetivo importante en diabetes, ya que ayudaría, por ejemplo, a reducir complicaciones o disminuir el riesgo de hospitalización en este tipo de pacientes”, ha señalado el Dr. Franch.

Puedes consultar el estudio completo aquí: Estudio Cambia tu Rutina

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar