Puesta en común de Asturias y Galicia sobre el mantenimiento de Alcoa

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, y el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acordaron  ir de la mano para defender conjuntamente los derechos de los trabajadores de Alcoa, tanto en A Coruña como en Avilés, además de urgir al Gobierno central que concrete un marco regulatorio del precio de la energía para lo 2019 y en adelante.

“La hoja de ruta está clara”, aseveró Feijóo, refiriéndose a un triple compromiso por parte de las dos comunidades: “Primero sellar una alianza para trabajar conjuntamente entre el Principado y la Xunta. Segundo, estar en contacto con los comités de empresa para conocer las novedades y mostrar nuestra solidaridad y comprensión ante una decisión de la empresa que consideramos poco respetuosa con los trabajadores y con los gobiernos. Y, por último, abrir un marco de diálogo con el Gobierno central de manera inmediata”, precisó.

Sobre este último punto, avanzó que en la próxima semana tendrá lugar una reunión entre los conselleiros de Asturias y Galicia y el secretario de Estado de Energía; “y la siguiente semana, una vez que la ministra de Industria finalice su viaje a China, tendremos una reunión el presidente del Principado, las ministras Reyes Maroto y Teresa Ribera y yo mismo”, subrayó, haciendo hincapié en la necesidad de que en la próxima semana “se clarifiquen las posiciones, se avance en ese marco y se vaya conociendo el desenlace de una crisis que tanto el Principado como la Xunta vinimos evitando en los últimos años”.

Durante la rueda de prensa, ambos mandatarios coincidieron en que sin la complicidad del Gobierno central no será posible solucionar la crisis de Alcoa, “porque el Gobierno del Estado es el único que tiene competencias para concretar los precios de la energía para las industrias”, dijo Feijóo, aseverando que será imposible que esta empresa reconsidere su propuesta si el Gobierno central no establece en semanas un marco regulatorio y si no se establece un calendario para abonar la partida de 150 millones de euros que está en los Presupuestos para las empresas electrointensivas.

“Siempre encontramos una fórmula para que Alcoa pudiera mantener sus factorías abiertas y el empleo estuviera asegurado. Estoy convencido de que si Alcoa dice exactamente cuál es el problema podremos enfocarlo y buscar alternativas”, abundó.

Asimismo, los dos presidentes, pidieron corresponsabilidad a la empresa por una decisión tan drástica y muy difícil de entender ante la falta de explicaciones. “Nos parece que esa no es una forma de trabajar, que no hay ninguna empresa que pueda presentar un ultimátum en semanas para cerrar unas factorías que dan empleo a 800 personas de forma directa, más todos los empleos indirectos”, afirmó Alberto Núñez Feijóo.

LA XUNTA, PARTIDARIA DE ALCOA

 

La actividad mercantil y económica que vino manteniendo la empresa llega ahora a una conclusión favorable que va a ser la posicion oficial de la Xunta, tal como informó el conselleiro de Economia, Francisco Conde.

El responsble de la gestión económia de Galicia manifestó ante los miembros del comité de empresa que se levante el expediente de regulación de empleo para reforzar la estructura económica de la sociedad, que en el caso de A Coruña, junto con la factoría de Asturias, suponen la desaparición de un total de 700 puestos de trabajo y la situación en la que quedan la familias dependientes.

El conselleiro expresó también el “compromiso inequívoco” de la Xunta para el mantenimiento de la actividad en los centros de trabajo de A Coruña y Avilés.

EL DELEGADO DEL GOBIERNO RECIBE A LOS TRABAJADORES DE ALCOA

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha mantenido una reunión con los representantes sindicales de la emprea Alcoa en Galicia. Durante el encuentro, al que ha asistido también la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, ha escuchado las principales reclamaciones del colectivo.

El delegado del Gobierno se ha comprometido al traslado de sus reivindicaciones al Ministerio del Interior al tiempo que ha reiterado la apuesta del Gobierno Central de mantener la negociación de las mejoras laborales y salariales.

 Este encuentro responde al compromiso adquirido por el delegado del Gobierno de recibir a los sindicatos de la administración del Estado. A la reunión han asistido los responsables de los sindicatos ACAIP  (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias); CC.OO. Prisiones; CIG Prisiones; CSIF Prisiones y UGT Prisiones.

En la actualidad prestan servicio más de 1.600 empleados públicos en los centros penitenciarios, centros de reinserción social y servicios de gestión de penas ubicados en Galicia.

 

 

LAS FACTORÍAS DE ALCOA EN GALICIA Y ASTURIAS SUPONE UNA PÉRDIDA DE 700 PUESTOS DE TRABAJO

El grupo estadounidense Alcoa anunció el cierre de las factorías de Avilés (Asturias) y A Coruña, que emplean a un total de 686 trabajadores. Ha justificado esta decisión en que son las menos competitivas del grupo, presentan problemas estructurales y registran pérdidas “significativas”. La multinacional, uno de los mayores productores de aluminio del mundo, anunció el inicio de un procedimiento de despido colectivo que afectará a todos los empleados de estas plantas (317 en Avilés y 369 en A Coruña) y se comprometió a trabajar para reducir el impacto de este proceso en el empleo y negociar un plan con los sindicatos.

Alcoa subrayó que los problemas estructurales productivos y tecnológicos, su menor capacidad de producción, una tecnología menos eficiente, los elevados costes fijos, unido a la sobrecapacidad de producción de China, el elevado precio de las materias primas y el coste de la energía han generado pérdidas “significativas” en estas plantas.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, habló ayer con los presidentes del Principado de Asturias, Javier Fernández, y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, así como con los alcaldes, para trabajar de forma conjunta en el mantenimiento de la capacidad industrial y el empleo en la zona, Paralelamente, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, dijo que algo “no cuadra” en las explicaciones del Alcoa, tras lo que avanzó que su decisión puede llevar a revisar y retrasar la próxima subasta de interrumpibilidad.

El Gobierno, que ha mostrado su “sorpresa” y “preocupación”, ha solicitado a Alcoa más información para contribuir a buscar una solución a esta situación. Por su parte, los trabajadores, que defiende que ambas plantas pueden ser viables, anunciaron que emprenderán movilizaciones ante una decisión que, según señalaron, les coloca “al borde del precipicio”, por lo que han iniciado protestas con bloqueos para la salida de camiones de la planta de A Coruña.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar