El Consejo de Ministros rebaja una décima el crecimiento y sitúa el déficit en el 1,8%

El Consejo de Ministros aprobó en sesión extraordinaria el plan presupuestario para el próximo año que enviará a Bruselas. El Gobierno rebaja una décima el pronóstico de crecimiento para este año y el siguiente, hasta el 2,6% y el 2,3%, respectivamente. El plan contempla un objetivo de déficit público del 1,8% del PIB, pese a que el techo de gasto actualmente vigente es del 1,3%.

Al respecto, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, indicó que el Gobierno aprobará los Presupuestos de 2019 con la senda de déficit que esté aprobada a finales de noviembre o principios de diciembre. En este sentido, señaló que si el nuevo objetivo de déficit para 2019 del 1,8% aún no está aprobado, se harán las cuentas con el objetivo anterior del 1,3%, ya que el techo de gasto, que contempla un incremento del 4,4%, no es necesario modificarlo porque el impacto en las cuentas del Estado no es muy grande.

No obstante, Montero apremió a los grupos parlamentarios a que agilicen la tramitación en el Congreso de la reforma de la Ley Presupuestaria que elimina el veto del Senado a la nueva senda de déficit. La ministra subrayó que el problema más acuciante es para las comunidades autónomas, ya que actualmente están elaborando sus presupuestos con la senda anterior, lo que supone una merma de ingresos para los servicios públicos.

Las líneas generales de los Presupuestos contemplan un límite de gasto no financiero o techo de gasto para el próximo año de 125.064 millones de euros, un 4,4% superior al de este año. Hacienda espera que los ingresos se incrementen en 11.724 millones, de los que 6.413 millones vendrán por la mejora del ciclo económico, 3.811 millones por la aprobación de las nuevas figuras impositivas y 1.500 millones por ingresos no tributarios.

En cuanto a las medidas fiscales que contendrán los nuevos Presupuestos, el Gobierno prevé elevar en 5.678 millones de euros la recaudación, principalmente por la modificación del impuesto de Sociedades y la puesta en marcha de un impuesto a determinados servicios digitales. Por su parte, la ministra de Economía, Nadia Calviño, explicó que el Gobierno prevé situar la deuda pública en el 95,5% del PIB al cierre de 2019, casi tres puntos por debajo del 98,3% con el que se terminó 2017.

Por último, Montero apuntó que las negociaciones con el resto de grupos parlamentarios para busca el apoyo a los Presupuestos comenzarán en breve y que el primer partido con el que se sentarán será el PNV. La ministra portavoz, Isabel Celaá, pidió a los partidos independentistas que sopesen los beneficios de los Presupuestos.

 

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar