“El Chicle”, responsable de la muerte de Diana Quer, según el Juzgado de Ribeira

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ribeira ha dado por finalizada la investigación del caso contra José Enrique Abuín Gey, conocido como “El clicle”, al que considera sospechoso de un delito de agresión sexual en concurso con un delito de detención ilegal, ambos en grado de tentativa. La jueza ha dado traslado al Ministerio fiscal y a las acusaciones particulares para que en el plazo de diez días formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que puedan pedir excepcionalmente la práctica de diligencias complementarias que consideren imprescindibles para formular la acusación.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ribeira indica en el auto que el relato de la víctima y de los dos testigos que la socorrieron cuando presuntamente trataba de introducirla en el maletero de su coche el 25 de diciembre de 2017 en una calle de Boiro se vio corroborado “por la identificación, sin género de dudas, del investigado, así como de su vehículo, y por las lesiones objetivadas de la víctima en brazos y piernas, que coinciden con el mecanismo lesional descrito”.

“Del propio relato de los hechos se infiere que la voluntad de José Enrique Abuín no iba dirigida al ánimo de lucro de sustraer los bienes ajenos de la víctima”, subraya la jueza en el auto, en el que destaca que “la finalidad inicial pretendida era dejarla ilocalizada e introducirla en el maletero de su vehículo”. Además, sostiene que el investigado tenía “una clara voluntad” de “atentar contra la integridad sexual de la víctima”.

El auto hace referencia, “a fin de determinar los indicios de la voluntad subjetiva del investigado”, a la cinta adhesiva, la brida de plástico y la palanqueta encontradas por la policía en su automóvil. La jueza, además, señala que los hechos han de “conectarse” con las diligencias seguidas contra “El chicle”, por la desaparición y fallecimiento de Diana Quer, así como por las diligencias abiertas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Noia por un presunto delito contra la integridad sexual.

La jueza concluye que “el análisis de las circunstancias y de elementos que rodean al caso” conducen “al sólido indicio de que la finalidad del móvil en el actuar va más allá del simple robo, ya que los indicios dirigen hacia una voluntad clara de detención ilegal como instrumento de una posterior agresión sexual”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar