En trámite la Ley de Ordenación del Territorio de Galicia

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó el acuerdo en el Consello da Xunta para iniciar la tramitación de la futura Ley de ordenación del territorio de Galicia, una norma que supondrá simplificación y modernización: con trámites más sencillos, con más coherencia con el marco normativo estatal y europeo, con más claridad normativa y menos papeleo.

Según aseguró, con el texto normativo que inicia hoy su tramitación, la ordenación del territorio en Galicia gana en transparencia, en claridad, en sencillez y en seguridad jurídica, matizando que, a partir de ahora, todo instrumento de ordenación que entre en vigor deberá ser inscrito en el Registro de Ordenación del Territorio y Planeamiento Urbanístico de Galicia, en el que cualquier ciudadano podrá acceder a él.

En este sentido, afirmó que la nueva norma mejorará la delimitación de competencias, detallando de manera inequívoca que iniciativas pueden ampararse en instrumentos supramunicipales y cuales deben buscar encaje en el planeamiento municipal. Asimismo, indicó que se gana también en sencillez puesto que en este texto se integrará toda la tramitación a seguir.

En relación a la seguridad jurídica, Feijóo precisó que la futura ley estará plenamente adaptada a la normativa vigente a nivel nacional y europeo, además de estar desarrollada con todo detalle, sin precisar de un reglamento.

REDEFINCIÓN

El nuevo texto redefinirá los tres instrumentos supramunicipales: los planes territoriales integrados, que planifican un territorio de características homogéneas desde todas las vertientes posibles y en los que se incluyen el Plan de ordenación del litoral o el Plan territorial integrado de los Caminos de Santiago. Los planes sectoriales, que regulan la implantación en un territorio concreto (a nivel supramunicipal) de actividades sujetas a una regulación sectorial específica, como por ejemplo el Plan de áreas empresariales de Galicia, el Plan acuícola, el Plan de gestión de residuos o el Plan de saneamiento de las rías. Y, por último, los viejos proyectos sectoriales.

Sobre este último punto, Feijóo aseveró que estos proyectos cambiarán de nombre -para una mayor claridad- y pasarán a llamarse proyectos de interés autonómico. Son iniciativas con un incidente territorial, económica, social o cultural; con una magnitud o unas características que exceden del planeamiento urbanístico municipal, por lo que deben tramitarse con un instrumento supramunicipal.

El presidente de la Xunta concluyó que con la futura ley “vamos a ganar todos”. Así, ganamos en seguridad jurídica; ganamos en protección de los intereses generales por encima de cualquier voluntad particular; y ganamos en respeto por el territorio, pues todos los instrumentos de ordenación deberán contar con un informe favorable en materia de paisaje.

SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA

Por su parte, la conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, explicó que el texto normativo contempla 67 artículos repartidos en un título preliminar, un título, cinco disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derrogatoria y tres disposiciones finales; pero si cabe, la simplificación administrativa, uno de sus principios inspiradores, es otra característica más importante para conseguir agilidad y eficacia.

Asimismo, recordó que el Gobierno gallego lleva desde el año 2009 trabajando para cumplir con el propósito de garantizar un territorio ordenado capaz de tratar el futuro con criterio y garantías y que permita conseguir los objetivos señalados por la Estrategia Europea de Ordenación del Territorio.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar