El Ministerio del Interior movilizara mil agentes en Cataluña hasta noviembre

El Ministerio del Interior ha puesto en marcha un dispositivo para hacer frente a los posibles incidentes que se produzcan en septiembre y octubre en Barcelona y en las principales ciudades de Cataluña, coincidiendo con el primer aniversario de las conocidas como leyes de ruptura y el referéndum ilegal del 1 de octubre. La previsión es la de enviar unos mil agentes ente policías y guardias civiles para colaborar con los Mossos en el mantenimiento de la seguridad. Alrededor de 550 agentes antidisturbios de la Policía se están desplegando ya en Cataluña.

A esta cifra habría que sumar los 300 guardias civiles a los que se les ha congelado el traslado desde Cataluña a sus nuevos destinos y varias decenas más de antes de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS). Los agentes se alojarán en el cuartel del Bruch, que pertenece al Ejército, como también en hoteles de Salou, Pineda y Lérida.

La consejera de justicia catalana, Esther Capella, calificó ayer de “mala idea” este refuerzo policial. “A nadie se le escapa que los Mossos tienen la capacidad y la competencia en seguridad”, dijo.

Hoy, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, abordará en el primer punto de la Junta de Seguridad catalana el “apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en circunstancias extraordinarias”, en el que, previsiblemente, se tratará la movilización de agentes prevista, además de la polémica sobre los lazos amarillos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar