El Defensor del Pueblo considera que los lazos amarillos son incompatibles con la neutralidad

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, dijo que los poderes públicos deben respetar el principio de neutralidad ideológica, lo que es incompatible con la presencia de lazos amarillos en los servicios públicos. Fernández Marugán hizo alusión a los recientes acontecimientos en Cataluña, mostrando su “preocupación” por “el deterioro de la convivencia en los espacios públicos catalanes”.

Según los diarios, el Defensor del Pueblo ha recibido y tramitado quejas sobre el uso de símbolos ideológicos en los edificios públicos y el pasado 7 de agosto amparó a un ciudadano, que se quejaba de la instalación de lazos amarillos en la fachada principal del Hospital de Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. Según Fernández Marugán los ciudadanos que acuden a hospitales, delegaciones de Hacienda, etcétera, tienen “una pluralidad de posiciones sobre las más diversas cuestiones, todas las cuales deben ser respetadas sin que nadie pueda sentirse molesto o ajeno a la institución pública de que se trate, que es de todos y para todos.

Por otro lado, un juez de Barcelona ha citado a declarar a tres policías por el desalojo del Instituto Pau Claris de Barcelona, uno de los centros de votación que la Generalitat usó para el referéndum independentista ilegal del 1 de octubre. Según el magistrado, esa actuación fue “claramente desproporcionada” e “incluso peligrosa”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar