El PP propone una “Ley de concordia” que deroge la actual normativa de memoria histórica

El presidente del PP, Pablo Casado, anunció que su partido va a presentar en las Cortes una “ley de concordia” que “reivindique la transición constitucional” y que “derogue de facto” la actual Ley de Memoria Histórica, a la que calificó de “irresponsable e innecesaria”. “Vamos a no consentir que se muerda el anzuelo de debatir sobre qué pasado hay que desenterrar”, aseguró Casado en un acto de partido celebrado en Ávila. Por ese motivo, el líder del PP anunció la iniciativa de la “ley de concordia” que busca, según señaló, derogar “la sectaria reescritura de la historia que arroja paladas de rencor sobre la sociedad española”.

Para el presidente del PP, en España no se está reabriendo la Guerra Civil, “se está abriendo una guerra en la izquierda, entre la vieja izquierda radical de Sánchez y Zapatero, junto a Podemos y los separatistas, y la izquierda constituyente con sentido institucional y patriótico”. Además, Casado anunció que su formación va defender la Constitución siempre y más en un momento en el que, en su opinión, se está intentando producir un “desfalco de la soberanía” contra el pueblo español. “Que pierdan toda esperanza: el acuerdo de todos los españoles solo se cambia por el acuerdo de todos los españoles”, señaló.

En esta línea, el dirigente popular calificó la Comisión de la Verdad que pretende impulsar el Gobierno como “una mascarada orwelliana más típica de otros regímenes, de otras épocas y de otras latitudes”. Por ello, criticó a la “izquierda política” por ir “a la deriva y siempre prestándose a fortalecer a quienes quieren romper la Constitución: los independentistas y los herederos de ETA y Batasuna”.

Además, Pablo Casado anunció la creación de la nueva fundación del partido, que se llamará Concordia y Libertad y que presidirá Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez. Esa fundación, explicó, acogerá a los “mejores expertos” españoles y europeos para debatir sobre los nuevos retos, económicos, sociales y políticos a los que se enfrenta España, generar así “las mejores ideas y conformar una agenda ambiciosa, reformista, transformadora, pero sensata y responsable”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar