El “Aquarius” pide un puerto seguro para desembarcar a 141 inmigrantes

El buque de salvamento marítimo Aquarius, gestionado por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, lanzó ayer un mensaje a los gobiernos europeos solicitando poder desembarcar -“en “un puerto seguro y lo más cercano posible, como dicta la ley”- a los 141 inmigrantes rescatados el pasado viernes en aguas internacionales cercanas a las costas de Libia, cuando viajaban a bordo de dos pateras rumbo a Italia. Las autoridades de Italia, Malta y Túnez han negado al buque el permiso para atracar en sus costas.

Los responsables del Aquarius han apelado a las obligaciones contempladas dentro del Derecho Marítimo Internacional para solicitar el desembarco de los 141 inmigrantes rescatados, la mayoría de ellos procedentes de Eritrea y Somalia. En el grupo viajan 73 menores de edad, 67 de ellos sin un acompañante adulto. “Aunque el estado médico de los rescatados es estable por ahora, muchos están extremadamente débiles y desnutridos. Muchos cuentan que han estado retenidos en condiciones inhumanas en Libia”, informó ayer Médicos Sin Fronteras.

El Gobierno español por el momento no se ha ofrecido para acoger al Aquarius, al que el pasado 11 de junio sí permitió atracar en el puerto de Valencia con 630 inmigrantes a bordo. Fuentes de La Moncloa insistían ayer en que la solución debe tomarse de forma compartida en el marco de la UE. En este sentido, señalaban a “otros países, como Francia, que también tienen algo que decir”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la canciller alemana, Angela Merkel, se reunieron este fin de semana en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) para acordar una política común en política migratoria basada en la solidaridad de los países miembros de la UE. Además de reclamar a la Comisión Europea que aumente los fondos destinados a Marruecos y Túnez, países clave en el control de la frontera sur de Europa, España y Alemania pretenden forjar un frente político con Francia y Portugal que plantee un reparto menos desigual de los inmigrantes y refugiados.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar