PSOE, Podemos y PNV reuevan RTVE con el apoyo de nacionalistas vascos y catalanes

Contrarios al acuerdo sobre RTVE abandonan el Congreso

El pleno del Congreso convalidó ayer por la tarde el decreto aprobado por el Gobierno para renovar el Consejo de Administración de RTVE, un trámite necesario para la designación de los nuevos consejeros. La convalidación salió adelante con 179 votos a favor y 165 en contra, y se celebró después de que el Pleno hubiera dado el visto bueno a la lista de seis consejeros consensuada por PSOE, Unidos Podemos y PNV; con el apoyo a última hora, de ERC y PDeCAT, por la que Tomás Fernando Flores, director de Radio 3, se convertirá en el nuevo presidente del Consejo. Los cuatro miembros restantes han de ser elegidos hoy por el Senado. El organismo tendrá una naturaleza provisional, con un mandato que terminará cuando los grupos se pongan de acuerdo para llevar a cabo el concurso público.

Todos los diarios coinciden en recordar que, tras la fallida votación del lunes, cuando la candidatura pactada entre PSOE, Unidos Podemos y el PNV no alcanzó la mayoría necesaria de dos tercios, el cambio de posición ayer de ERC y el PDeCAT permitió la aprobación final. Los periódicos vinculan el apoyo de ambos partidos catalanes al llamamiento que hizo la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el pasado martes en la Comisión Constitucional, a una oferta de diálogo “abierto y sin cortapisas con la Generalitat”. Posteriormente, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, también habló del “derecho de los presidentes de exponer lo que consideren pertinente”, aunque remarcó que el derecho de autodeterminación no existe en la Constitución. ERC, al igual que el PDeCAT, había condicionado su posible respaldo a que el Ejecutivo no fijase ningún límite en el orden del día de la reunión que se producirá el próximo lunes entre Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.

En el desarrollo del pleno, la vicepresidenta, Carmen Calvo dijo que el decreto servirá para “solventar” el vacío existente en la Corporación, en la que el mandato de los consejeros y del presidente había expirado. Calvo, que subrayó el carácter “transitorio y puntual” del decreto, defendió la necesidad de una televisión y una radio de servicio público con plena normalidad y garantías.

Por su parte, el portavoz del PP en la Comisión de RTVE, Ramón Romero, calificó el decreto de “un dedazo de Sánchez”, como también “moneda de cambio a sus socios de Podemos para que manoseen RTVE”. Además, invitó al Ejecutivo a decir “públicamente” que “van a hablar de la secesión en Cataluña”. Por la mañana, el portavoz del PP, Rafael Hernando, había anunciado que su grupo piensa recurrir el decreto ante el Tribunal Constitucional.

Desde Ciudadanos, que decidió no participar en esta votación, el diputado Guillermo Díaz Gómez, también utilizó el término “dedazo” para referirse al decreto, al tiempo que pidió al presidente del Gobierno que “pida perdón a los trabajadores, al periodismo y a los españoles”.

Por su parte, Noelia Vera, en nombre de Podemos, justificó el apoyo de su formación porque el PP y Ciudadanos “trucaron el concurso público para tener mayoría en el comité de expertos” que finalmente tenía que elegir el Consejo de Administración de la Corporación Pública.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar