El Rey con Trump en la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que quiere viajar a España al recibir en la Casa Blanca al rey Felipe VI y a la reina Letizia. Trump y Don Felipe mantuvieron su primer encuentro en la Casa Blanca que se prolongó durante alrededor de una hora y cuarto en un ambiente de cordialidad. En una breve comparecencia ante los medios, los dos jefes de Estado coincidieron en la buena sintonía entre España y EEUU.

Trump subrayó que la relación entre ambos países ha sido “extraordinaria” durante muchos años y especialmente “ahora mismo”. Recalcó la “excelente” relación comercial y en cuestiones de defensa, y concluyó: “Así que amamos España”. Por su parte, el Rey resaltó la “historia común” y la “herencia compartida”. Felipe VI destacó que “hay muchos temas de interés común”, pero sobre todo hay “una cuestión básica” que es el valor que ambos países dan a la democracia.

 

 

ACTIVIDADES

 

Sus Majestades los Reyes llegaron a Nueva Orleans en la tarde del jueves, 14 acompañados por el Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell. A su llegada al Aeropuerto Louis Armstrong, fueron recibidos por el gobernador del Estado de Luisiana, John Bel Edwards y la alcaldesa de Nueva Orleans, Latoya Cantrell, así como por un grupo de baile ataviado con los disfraces de Mardi Gras (carnaval) y una banda de jazz, interpretando la célebre marcha “When the saints go marching in”, dos de los signos de identidad de la Ciudad.

El viernes, 15 la jornada comenzó con un encuentro con el gobernador de Luisiana, John B. Edwards, en el que estuvieron presentes por parte española el ministro de Asuntos Exteriores, el embajador de España en Estados Unidos y el director general para América del Norte, Asia y Pacífico. Por parte estadounidense asistieron el embajador en España, el secretario de Desarrollo Económico de Luisiana y el director ejecutivo de la Oficina de Comercio Internacional de Luisiana.

Posteriormente, en Gallier Hall, sede histórica del Ayuntamiento de Nueva Orleans, tuvo lugar la bienvenida oficial a la Ciudad donde Sus Majestades los Reyes que estuvieron acompaños también por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clevijo, fueron saludados por los senadores Bill Cassidy y John N. Kennedy, por los congresistas Steve Scalise y Cedric Richmond y por la corporación municipal.

Tras la entrega de las llaves de la Ciudad y descubrir una Placa Conmemorativa. Su Majestad el Rey pronuncio unas palabras en inglés en las que destacó “Examining this era highlights just how far back Spain’s mark on the United States reaches, and how deep its roots are, as reflected in the close bonds of friendship between our two nations. And it is our hope that, through this visit, these bonds will become even stronger. Because there are solid reasons for them to grow stronger”.

Don Felipe recordó que “En 1803 Nueva Orleans se había ya convertido definitivamente en una urbe integradora, mestiza, sumamente original, ciudad internacional en la que han confluido experiencia y juventud, dinamismo empresarial y patrimonio cultural, que acaba de cumplir 300 años y puede celebrarlos con orgullo”. Continuó diciendo que “Therefore, when the United States acquired the vast territory of Louisiana, the country not only doubled its size, it also inherited an efficient government; a diverse, multicultural population; and an economic system that was advanced for its time”.

 

Al mediodía, tuvo lugar un almuerzo en honor de Sus Majestades los Reyes. Por la tarde, Don Felipe y Doña Letizia visitaron en el Palacio del Cabildo la exposición “Recovered Memories: Spain, New Orleans, and the Support for the American Revolution”, patrocinada por Iberdrola en asociación con el Museo del Estado de Luisiana, recoge cientos de objetos históricos, documentos y obras de arte que exploran la influencia de España en el desarrollo de Nueva Orleans, su apoyo a la Revolución Americana y el legado perdurable de España en la cultura estadounidense. Una visita a la Catedral de San Luis, puso fin a la jornada.

El sábado 16, Su Majestad el Rey comenzó recibiendo en audiencia a historiadores norteamericanos y presidentes de las principales universidades de Nueva Orleans. Posteriormente, Don Felipe y Doña Letizia se trasladaron al Museo de Arte de Nueva Orleans (NOMA). A su llegada, fueron recibidos por la alcaldesa de Nueva Orleans, Latoya Cantrell; la directora del museo, Susan Taylor, y la subdirectora del museo, Ann Baños. Allí asistieron a tres actuaciones relacionadas con las raíces y fusiones culturales de la ciudad. Dr. White y su cuarteto de jazz interpretaron la canción tradicional “Panama”; Mardi Gras, grupo nativoamericano con vistosos trajes con una coreografía típica del festival Mardi Gras, y la composición “Andalusian Strut”, pieza musical compuesta para ser estrenada por primera vez con ocasión de la visita de Sus Majestades los Reyes, que mezcla melodías hispanas con los ritmos del jazz.

Posteriormente, Don Felipe y Doña Letizia mantuvieron una recepción con una representación de la sociedad de Nueva Orleans con presencia de la colectividad española residente en la ciudad y un grupo de descendientes de los primeros pobladores de las Islas Canarias.

Al mediodía, los Reyes fueron despedidos del aeropuerto de Nueva Orleans por la alcaldesa de la Ciudad para viajar a San Antonio, donde fueron recibidos por el alcalde, Ron Nirenberg, y el presidente del Condado de Bexar, Nelson W. Wolff.

Sus Majestades los Reyes comenzaron el domingo, 17 con la bienvenida oficial a la Ciudad de San Antonio en el Palacio del Gobernador donde fueron recibidos por el alcalde de la Ciudad y los miembros de la corporación municipal. Seguidamente, Don Felipe y Doña Letizia descubrieron una Placa Conmemorativa y recibieron la primera edición de la llave de las Misiones de San Antonio, tras su declaración, por la UNESCO, como Patrimonio de la Humanidad.

A continuación, los Reyes se trasladaron a la Misión de San José, donde atendiendo a las explicaciones del arzobispo de la Diócesis de San Antonio y del párroco de la Misión, visitaron la iglesia, el granero y el sistema de acequias donde saludaron a un grupo de estudiantes de la organización “SOS  Spain Ambassadors”, que con motivo del tricentenario viajarán próximamente a España.

class=”highslide” title=”Viaje a Nueva Orleans (Luisiana), San Antonio (Texas) y Washington” href=”http://www.casareal.es/sitios/ListasAux/Galeras/20180614-VIAJE_A_NUEVA_ORLEANS_(LUISIAN-ES-202500/reyes_viaje_eeuu_bienvenida_sanantonio_20180617_02.jpg”>

 Nueva Orleans

Más tarde, Sus Majestades los Reyes se trasladaron al edificio MagikTheatre, antiguo teatro Beethoven, donde el artista urbano extremeño, Daniel Muñoz, ilustra en la fachada un mural en el contexto de una serie de iniciativas municipales encaminadas a recuperar y regenerar los espacios públicos del barrio.

Al mediodía, Don Felipe y Doña Letizia inauguraron en la sede de la Corte del Condado de Bexar la exposición “DesigningAmerica: Spain’s Imprint in theU.S.”, patrocinada por la Fundación Consejo España-Estados Unidos, donde a su llegada a la plaza les recibieron una representación de los Granaderos y Damas de Gálvez. Tras el recorrido por la exposición, los Reyes asistieron a una recepción con los alcaldes de las poblaciones del Condado, autoridades judiciales y una representación de los miembros de la Casa de España y españoles residentes.

Por la tarde, Su Majestad el Rey mantuvo un encuentro con el gobernador de Texas, Greg Abbott, y recibió en audiencia a historiadores norteamericanos y presidentes de las principales universidades de la ciudad.

A última hora del día, Sus Majestades los Reyes asistieron en el centro Pearl Stable, a la cena oficial en su honor de la Ciudad de San Antonio, donde el Rey, en su intervención, destacó que “…de hecho, es difícil alcanzar un conocimiento profundo y objetivo de la historia, pero es un esfuerzo digno, ya que puede guiarnos y ayudarnos a mirar hacia el futuro. ¿Cómo no rendir homenaje a todos aquellos que trabajan para que la presencia de España en estas tierras sea conocida y valorada de manera justa?…¿Dónde estaría nuestra historiografía hoy sin el trabajo desinteresado de grandes eruditos y escritores como Herbert Bolton, así como Carlos Castañeda y, obviamente, Gilberto Hinojosa y Félix Almaraz, ambos presentes aquí hoy? Siento el deber de rendirles nuestro homenaje; han sido pioneros en un campo en el que se han destacado por su honestidad y alcance intelectual…”.

El lunes, 18 a primera hora de la mañana Don Felipe mantuvo en el hotel un encuentro de trabajo con una representación de empresarios españoles y texanos.

Tras el encuentro, Sus Majestades los Reyes se trasladaron al Museo de Arte de San Antonio donde inauguraron la exposición “Masterpieces of Spanish Painting from Madrid Collections”. Allí fueron recibidos por el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, entre otras personalidades, para a continuación realizar un recorrido por la exposición donde recibieron explicaciones de la directora del Museo, Katie Luber y del comisario de la exposición. Willian Rudolph.

Al mediodía, Don Felipe y Doña Letizia se trasladaron hasta el Hotel Saint Anthony para asistir al acto organizado por la Fundación Carolina “Programa Jóvenes Líderes Hispanos” en EE.UU., donde Su Majestad el Rey dirigió unas palabras en las que destacó que “debemos preservar nuestro sistema de valores y nuestras libertades con más fuerza que nunca. En esta tarea, ustedes, como herederos de la cultura humanista y, a su vez, ciudadanos de esta nación de larga raigambre democrática están llamados a desempeñar un papel muy importante”.

Su Majestad el Rey hizo varias reflexiones que se pueden extraer de la experiencia de estos años, como es el elemento cultural del que subrayó “el carácter del español como lengua materna de gran parte del continente americano convierte a nuestro idioma en un sistema especialmente apto para expresar la memoria emocional y afectiva de las culturas que lo tienen como propio”.

Asimismo, Don Felipe se refirió a la que afecta a la dimensión formativa y laboral, de la que puso de relieve que “los campus registran cada vez más hispanos y cómo sus negocios y empresas prosperan nos llena de admiración. Su espíritu de trabajo y superación, además de romper falsos estereotipos, sirve de inspiración a las nuevas generaciones y representa un modelo de innovación social”.

La 3ª y última reflexión fue la concerniente a los valores democráticos de los que subrayó que “el lenguaje de la libertad tiene un reconocible acento iberoamericano. Efectivamente, Iberoamérica es una de las regiones del mundo que aglutina un mayor número de democracias, lo que configura un gran espacio que tiene como guía la defensa de los derechos fundamentales, el respeto a la ley y la cohesión social”.

Finalizó su intervención reiterando “el apoyo de España a su progreso y agradecer a la Fundación Carolina por la organización de esta Convención”, poniendo fin así a las actividades en San Antonio.

Acto seguido, Sus Majestades los Reyes se dirigieron al Aeropuerto Internacional de San Antonio para trasladarse hacia Washington, donde llegaron en la tarde del lunes, acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, el embajador de España en los Estados Unidos de América y su esposa, el embajador de los Estados Unidos de América en España y el alto comisionado del Gobierno para la Marca España. Allí fueron recibidos por el jefe de Protocolo de los Estados Unidos de América, Sean P. Lawler.

El día 19, martes por la mañana, Su Majestad el Rey visitó la sede del Banco Mundial, donde mantuvo un encuentro con su presidente, Jim Yong Kim, además Don Felipe pudo conversar con un grupo con funcionarios españoles que trabajan en el Banco Mundial. A continuación Su Majestad el Rey se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID),Luis Alberto Moreno.

Más tarde, Don Felipe y Doña Letizia iniciaron oficialmente su visita a Washington D.C., donde fueron recibidos por el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la Primera Dama, Melania Trump, en la Casa Blanca. Ya en el interior Sus Majestades los Reyes, acompañados por el Presidente y la Primera Dama de los Estados Unidos de América, se dirigieron, a través del Colonnades, al Despacho Oval, donde mantuvieron un encuentro privado. Tras dicho encuentro, Su Majestad la Reina y la Primera Dama se dirigieron hasta la zona privada de la Residencia oficial, mientras Su Majestad el Rey y el Presidente de los Estados Unidos de América permanecieron en el Despacho Oval reunidos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar