Las inmigrantes del “Aquarius” tendrán la condicion de refugiados

 

El buque “Aquarius”, junto a los barcos de la Guardia Costera y la Armada italiana Dattilo y Orione, iniciaron anoche su travesía hacia el puerto de Valencia, donde el Gobierno español prepara la acogida a las 630 personas que viajan en ellos, rescatadas en las últimas 72 horas en aguas del Mediterráneo.
https://youtu.be/w2kg87sxZFA

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, coordina, junto al presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, el dispositivo para la recepción y posterior ubicación de los inmigrantes, que implica, junto a Presidencia, a otros cinco ministerios: Exteriores, Defensa, Fomento, Interior y Trabajo y Migraciones.

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, informó tras presidir la comisión que coordina la acogida que se aplicará “el criterio de excepcionalidad que permite dar un estatus de refugiado” a las personas acogidas, dada la “excepcionalidad y emergencia” de la situación.

Diferentes comunidades autónomas y unos 200 ayuntamientos se han ofrecido a acoger a los inmigrantes a bordo de los barcos. En principio, los 123 menores que viajan solos se quedarán en la Comunidad Valenciana y el resto se estudiarán “caso por caso” hasta darles destinos y recursos “permanentes y estables”, informó Oltra.

Los diarios destacan que la crisis del Aquariusha dividido al PP. Mientras algunos dirigentes nacionales tildaron de “peligrosa” y “propagandística” la acogida del barco en España, varios presidentes autonómicos y alcaldes se ofrecieron a dar cobijo a los inmigrantes. El coordinador nacional del PP, Fernando Martinez-Maillo, advirtió: “Cuidado porque al final el mensaje de que España puede ser el coladero para la inmigración ilegal es un mensaje muy peligroso porque hay miles de inmigrantes y refugiados esperando cruzar el mar para llegar a Europa”. El portavoz parlamentario, Rafael Hernando, acusó al Gobierno de Sánchez de actuar por “objetivos propagandísticos”. Sin embargo, la Xunta de Galicia, presidida por Alberto Núñez Feijóo, fue una de las primeras comunidades en ofrecerse como lugar de acogida. “Se ha hecho lo que se tenía que hacer”, dijo el vicepresidente gallego, Alfonso Rueda. El consejero gallego de Política social, José Manuel Rey, consideró que se trata de una “cuestión humanitaria” en la que hay que “demostrar que estamos todos unidos en torno a las personas”. También Castilla y León y La Rioja ofrecieron su ayuda a los refugiados, así como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que se ofreció a acoger a 30 personas.

Por otra parte, el caso del Aquarius ha originado un cruce de reproches entre distintos socios de la UE. La ministra de Justicia española, Dolores Delgado, explicó que la asistencia al barco supone cumplir con la ley internacional y no descartó posibles “responsabilidades penales internacionales” por la actuación de Italia. El presidente francés, Emmanuel Macron, denunció el “cinismo” y la “irresponsabilidad” del Gobierno italiano, cuyo vicepresidente, Luigi di Maio, tildó de “vergonzoso” que Francia y España, que “han cerrado sus puertos desde hace tiempo”, “den lecciones” a Italia por pedir a los “socios europeos repartir los inmigrantes”.

El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, instó a los países de la UE a buscar una “respuesta coordinada” a los salvamentos marítimos de inmigrantes y adelantó que Francia y Alemania presentarán una propuesta “ambiciosa” en el próximo Consejo Europeo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar