Tras la investidura, Torra viaja a Berlín para reunirse con Puigdemont

Quim Torra viaja hoy a Berlín para reunirse con Carles Puigdemont, con quien ofrecerá su primera rueda de prensa tras ser investido presidente de la Generalitat. En su primer discurso ante el Parlament tras ser investido, Torra reiteró su apuesta por ser un presidente provisional hasta que la mayoría logre nombrar de nuevo a Puigdemont. “Le investiremos. Es uno de los objetivos de todo lo que nos proponemos”, subrayó.

Poco después de ser investido, Torra recibió la felicitación de Puigdemont, quien, a través de su cuenta de Twitter, le mostró su afecto y apoyo y “un agradecimiento inmenso”, y concluyó: “Cultura y libertad, república y democracia”.

Torra fue investido ayer presidente de la Generalitat gracias a los 66 votos de JxCat y ERC y la abstención de la CUP. El nuevo presidente recibió 65 votos en contra de Ciudadanos, PSC, Cataluña en Comú-Podem y el PPC. Torra agradeció las abstenciones a la CUP y les prometió que seguirá la senda hacia la independencia. Durante el debate, expresó su determinación de seguir apostando por hacer de Cataluña “un Estado independiente en forma de república”. También se mostró dispuesto a reunirse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, si éste le llama, pero exigió que la negociación sea bilateral: “De tú a tú”. En otro momento de su intervención, pidió disculpas por los tuits y artículos antiespañoles publicados en el pasado, que le fueron reprochados por los grupos de la oposición.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dijo que Torra representa “el pasado” con su discurso “identitario y excluyente” que defiende la “xenofobia”. Para Arrimadas, si alguna vez el independentismo pensaba que tenía alguna posibilidad de salirse con la suya, “hoy la entierran con este señor”.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, exigió a Torra que respete el marco legal vigente, evite la “fractura” e inicie un diálogo con el Estado. “Si para hacer república hay que empequeñecer la nación, no nos sirve; si hay que romper la unidad civil, será nefasta, y si hay que romper las leyes, acabará como el rosario de la aurora”.

Por su parte, el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, advirtió a Torra de que, si se salta la ley, el Gobierno central deberá volver a intervenir la autonomía catalana. Al respecto, subrayó que Rajoy no se va a sentar a negociar “cómo se trocea España”.

Para el líder de los comunes, Xavier Domènech, Torra, a quien enmarcó en el “catalanismo conservador” es “absolutamente lo contrario” a las necesarias “amplias alianzas” que requiere ahora Cataluña. Para Domènech, la elección de Torra “inhabilita” el discurso que asegura que el independentismo es “transversal”.

Desde los partidos soberanistas, el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, preguntó al Gobierno cuándo levantará la aplicación del artículo 155, y exigió “día y hora”. El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, pidió impulsar desde el nuevo Govern “un diálogo de país” y un “frente democrático” que tenga como finalidad “luchar contra la represión” del Estado y revertir los efectos del artículo 155 en las instituciones catalanas. Por su parte, el diputado de la CUP Carles Riera Justificó la abstención de su formación como una “excepcionalidad antirrepresiva”, y añadió que permanecerán en la oposición y no garantizó futuros apoyos al Govern.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, comunicó al Felipe VI la investidura de Torra como presidente de la Generalitat. Tras la rúbrica del Rey, el nombramiento se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). La toma de posesión deberá tener lugar dentro de los cinco días posteriores.

Mientras, continúan las negociaciones entre JxCat y ERC para acabar de completar la estructura y los integrantes del futuro Govern.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar