Regulación de los aprovechamientos forestales

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informó hoy, en la rueda de prensa del Consello, del inicio de la tramitación del decreto que regulará los aprovechamientos forestales, tanto las talas de madera y leña, como de corteza, pastos o micológicos en los montes de gestión privada. Como resultado, abundó, se brindarán mayores facilidades a un sector que es referente a nivel estatal al tiempo que se preservan los valores naturales.

A este respecto, señaló que dicha norma incorporará toda una serie de novedades, por una parte, consolidará la declaración responsable como requisito principal en los siguientes casos: en los aprovechamientos en montes ordenados, de las especies que no sean frondosas y no estén en espacios protegidos, de las talas para uso doméstico, en zonas afectadas por una expropiación, en las talas obligadas por la normativa de defensa contra los incendios o en casos de plaga o enfermedad.

Asimismo, otra de las novedades es que establecerá claramente los supuestos en los que es preciso presentar una autorización administrativa, estos son: cuando los montes estén poblados por frondosas y coníferas autóctonas, cuando formen parte de espacios sujetos a algún régimen de protección, cuando estén afectados por alguna legislación de protección del dominio público, cuando se trate de aprovechamientos de madera queimada susceptible de uso comercial o los aprovechamientos de tala de alcornoques en los montes de gestión privada no cuenten con un instrumento de ordenación.

Del mismo modo, consolidará el canal telemático con la finalidad de acortar los tiempos de tala de madera. Así, en los casos de declaración responsable, esta se presentará una sola vez y, en los casos de necesaria autorización, se establecerá un único procedimiento administrativo en la Consellería de Medio Rural, pasando de seis autorizaciones a una sola. Todo esto, dijo, permitirá acortar de seis a un máximo de dos meses los plazos para la emisión de una autorización única.

También se modificará el silencio administrativo que pasará a ser positivo. En definitiva, el objetivo es que los propietarios de estos terrenos forestales puedan llevar a cabo los aprovechamientos madereros en un menor tiempo de tramitación, con menos visitas a la administración y con un sólo pago ante la Xunta.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar