Jordi Sánchez acepta la candidatura a la Generalitat

El candidato de Junts per Catalunya a la presidencia de la Generalitat, Jordi Sànchez, aceptó ayer presentarse a la investidura, un día después de que se oficializase su candidatura. “En plenitud de mis derechos políticos, acepto la responsabilidad”, aseguró en su cuenta de Twitter el ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana. A falta de que se concrete la fecha y la hora del pleno en el Parlamento catalán, según destacan varios diarios, la investidura de Sànchez presenta muchas incógnitas, puesto que depende, por un lado, de que el Tribunal Supremo le conceda permiso para asistir a la sesión plenaria y, en ese caso, de que obtenga los votos suficientes para ser investido, dado que la CUP, cuyos votos necesita, mantiene que Carles Puigdemont sigue siendo su único candidato.

Sobre estas incógnitas habló ayer la portavoz de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, que en una entrevista en RAC1 aseguró que el independentismo se verá reforzado si el juez Llarena no permite la investidura de Sànchez. A su juicio, el magistrado “deberá decidir si continúa violando los derechos fundamentales de los catalanes o aprovecha esta ocasión para comenzar a rectificar”. Si se niega, añadió, “ayudará tanto en el caso de Puigdemont, como en el caso de Ponsatí en Escocia, en el de los consellers en Bruselas y de las dos exdiputadas en Suiza”. Artadi defendió que Sànchez sea investido “con la ley en la mano” porque cree que tiene todos los derechos intactos y confió en que logre los votos necesarios en una segunda votación.

En este sentido, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, aseguró ayer que su partido está estudiando si el exconsejero Toni Comín, refugiado en Bruselas, puede delegar su voto en el Parlament para investir a Jordi Sànchez. De no ser así, no se descarta que Comín acabe entregando el escaño.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar