Medio Rural impulsa las charlas informativas sobre la polilla de la patata

La Consellería de Medio Rural acaba de cerrar con los alcaldes de los ayuntamientos limítrofes con Muxía las charlas informativas sobre la polilla de la patata (Tecia solanivora), siguiendo así el protocolo de actuación que ya se llevó a cabo cuando se declaró esta plaga en los 32 ayuntamientos del norte de Galicia.

Las charlas, que serán abiertas al público y serán impartidas por técnicos de la Consellería de Medio Rural, tienen la finalidad de informar a los vecinos de los ayuntamientos situados en la zona tampón (Camariñas, Vimianzo, Dumbría, Cee y Fisterra), de las medidas adoptadas y previstas para atajar esta plaga, así como reforzar la coordinación entre los agentes implicados.

Medidas adoptadas

Las medidas que se están llevando a cabo en estos seis municipios son las mismas que las aplicadas en los restantes 32 ayuntamientos afectados, es decir, el protocolo de actuación es lo mismo. En este sentido, cabe recordar que entre las medidas adoptadas está la prohibición de plantar patatas en los próximos dos años. Asimismo, todo productor de patata -tanto profesional como de autoconsumo- localizado en las áreas demarcadas deberá comunicar la superficie plantada en la presente campaña. De esta forma se pretende tener localizadas todas las plantaciones de patatas en las áreas demarcadas y evitar el movimiento de este tubérculo a otras zonas limpias.

Por otra parte, los comerciantes o puntos de venta de semilla deberán solicitarle a los compradores de patata de semilla una serie de datos (nombre y dirección, cantidad adquirida y fecha de adquisición) con el fin de ponerlos a disposición de los servicios oficiales de sanidad vegetal. Por su parte, los ayuntamientos deberán reforzar la vigilancia del origen de patatas que se venden en los mercados locales, constatando el origen de la patata comercializada y adoptando las medidas para impedir, si es el caso, la circulación.

Seguimiento y control de la plaga

Medio Rural lleva trabajando desde 2015 en el seguimiento y control de esta plaga, que por lo de ahora afecta únicamente a zonas dedicadas al autoconsumo, sin tener apenas incidente en la venta de tubérculos. Así, la consellería llevó a cabo multitud de acciones informativas, especialmente en las áreas afectadas, con reuniones y edición de material divulgativo, además de desarrollar acciones directas para frenar este problema, tales como medidas fitosanitarias, colocación de trampas para atrapar al insecto causante de la plaga, restricciones al movimiento de patata, establecimiento de zonas de contención, etc. El objetivo primordial de la Xunta es evitar que llegue a afectar a importantes zonas de producción para venta y en especial aquellas incluidas en la Indicación Geográfica Protegida.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar