El servicio de inteligencia español tenía localizado al nacionalista catalán

     El gráfico describe la ruta realizada por Puigdemont en coche.

La policía alemana dió cuenta de la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont cuando cruzaba la frontera en coche desde Dinamarca rumbo a Bélgica, país en el que tiene fijada su residencia, en aplicación de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

 Según informó la Fiscalía alemana, se encontraba en un área de servicio e iba acompañado de dos personas, que han quedado en libertad. Puigdemont, que el viernes se hallaba en Finlandia participando en una conferencia, intentaba llegar a Bélgica por carretera. La policía le detuvo a las 11.19 horas en un punto de la autopista A7 cerca de la localidad de Schuby, en el estado de Schleswig-Holstein, fronterizo con Dinamarca. Tras pasar unas horas en comisaría, fue trasladado a la prisión de Neumünster, donde permanece retenido a la espera de comparecer ante el juez, probablemente hoy mismo por la mañana. Según destacan todos los diarios, la policía alemana actuó alertada por los servicios de inteligencia españoles, que tenían localizado a Puigdemont desde que salió de Finlandia el viernes por la noche.

La detención se produjo en virtud de la euroorden de detención y entrega reactivada el viernes por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, tras procesar a Puigdemont por un presunto delito de rebelión. El Código Penal alemán, uno de los países con los que España tiene una cooperación judicial más activa, contempla penas que van desde los diez años de prisión a la cadena perpetua para un delito muy similar al de rebelión. La Fiscalía General del Estado aseguró ayer que el Ministerio Público “se encuentra realizando intensas gestiones con la Fiscalía de Alemania y Eurojust a fin de poner a su disposición toda la documentación y material que se precise para hacer efectiva la euroorden”. Desde que Puigdemont declare ante el juez, los plazos de su posible entrega a España podrían ir de 10 a 60 días.

El abogado del expresidente catalán, Jaume Alonso Cuevillas en la mañana del domingo aseguraba que no sabía dónde estaba Puigdemont, pero pasadas las 12:00 horas del mediodía confirmaba en su perfil de Twitter que su cliente había sido retenido

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar