Torrent propone a Jordi Sánchez, pese a la falta de apoyos

El presidente del Parlament, Roger Torrent, propuso a Jordi Sànchez como candidato a presidir la Generalitat, aunque no reveló la fecha del pleno de investidura. La candidatura del exlíder de la ANC no cuenta de momento con apoyos suficientes para prosperar y depende, además de que el juez acuerde su excarcelación. Por el momento, la candidatura de Sànchez no cuenta con el visto bueno de la CUP, a la que Junts per Catalunya (JxCat) planteará una nueva proposición programática.

Al respecto, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, y el portavoz adjunto del grupo, Eduard Pujol, pidieron a Torrent unos días de margen para poder articular la propuesta e intentar alcanzar un acuerdo con la CUP para investir a Sànchez. En rueda de prensa, Elsa Artadi se mostró confiada en que la CUP avale el acuerdo definitivo con JxCat y ERC, ya que, a su juicio, “hay suficiente elementos de unidad y consenso del independentismo para llegar a este acuerdo”. Con anterioridad, en declaraciones a Catalunya Ràdio, Artadi sugirió que la convergencia podría producirse en torno a un “programa republicano” y no anclado en el “autonomismo”.

Artadi descartó la propuesta del exconseller Joaquim Forn, en prisión preventiva, que ha defendido que “si artiméticamente es necesario” para poder investir a Sànchez, Carles Puigdemont y Antoni Comin, ambos en Bélgica, renuncien a su escaño. “No planteamos esa posibilidad”, afirmó Artadi.

Por su parte, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y el exconseller Raül Romeva trasladaron a Torrent que hay un “preacuerdo” con JxCat que incluye la investidura de Sànchez. Rovira explicó posteriormente, en rueda de prensa, que para Esquerra resulta prioritario que haya lo antes posible “una investidura efectiva que permita disponer de un Gobierno efectivo”. Recordó, en este sentido, que, aunque Sànchez permanezca en prisión preventiva, no hay ningún impedimento legal para que no pueda defender su candidatura como diputado, y se mostró convencida de que, en caso de ser elegido, encontrarán la fórmula para que pueda ejercer su cargo.

Mientras, la CUP sigue manteniendo que se abstendrá en la investidura de Sànchez, no porque vete su nombre sino porque el desacuerdo programático con JxCat y ERC es radical. El diputado de esta formación Carles Riera reclamó a Torrent que desobedezca al Tribunal Constitucional y permita el voto delegado de Puigdemont y Comin. Riera aclaró que si eso sucede permitirán que Sànchez sea investido.

Desde otra perspectiva, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, calificó al presidente del Parlament, Roger Torrent, de “emisario de Puigdemont”, ya que “ejecuta” sus “órdenes”, y le pidió “realismo” y que “abandone la farsa” de alargar el proceso soberanista con un candidato como Jordi Sànchez.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, consideró “inviable” la investidura de Sànchez, ya que “no podrá desarrollar con plenitud sus funciones”, y señaló que a Cataluña “no le conviene nombrar un presidente en prisión preventiva”.

El presidente del grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, reitero ante Torrent su “no” a la investidura de Sànchez y apreció en JxCat y ERC una “falta de voluntad de gobierno” al no proponer un president “efectivo”.

Mientras, el líder del PPC, Xavier García Albiol, exigió a Torrent que “no tense más la cuerda” y no acepte ninguna candidatura de un diputado que tenga “hipotecas con la justicia”, ya que estaría “condenada al fracaso”.

Por otro lado, JxCat y la CUP descalificaron ayer la idea del diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà quien, en un artículo publicado en EL PERIÓDICO, propuso que su partido tienda puentes con el PSC y los comunes. La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, descartó cualquier acuerdo con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, de quien dijo que es “cómplice del 155”. Desde la CUP, Carles Riera mostró su “perplejidad” por la propuesta de Tardà.

En otro orden de cosas, un nuevo informe de los letrados del Parlament avala la reforma de la ley de Presidencia de la Generalitat, impulsada por JxCat, aunque deja claro que no podría admitirse a trámite si la “finalidad instrumental” fuera investir a Puigdemont y descarta un procedimiento de urgencia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar