La convención anual de ABANCA hace balance del plan estratégico

Más de 4.000 empleados acudieron a la IV Convención Anual de ABANCA, celebrada en el Coliseum de A Coruña bajo el título de ‘Juntos mejor’. El encuentro, que contó con las intervenciones del presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet Rodríguez; el consejero delegado, Francisco Botas,;el director general de Negocio España, Luis Beraza, y el director general de ABANCA Seguros, Álvaro García Diéguez, sirvió para hacer balance del Plan Estratégico 2014-2017 y dar comienzo oficial a una nueva etapa, para la cual ABANCA se ha fijado como claves estratégicas la transformación de la entidad, la experiencia del cliente y la rentabilidad recurrente.

La IV Convención Anual del Grupo ABANCA reunió a profesionales de la red comercial,de los servicios centrales y de las divisiones de crédito al consumo, seguros e inmuebles de España, Portugal, Alemania,

El presidente Juan Carlos Escotet Rodríguez inició las intervenciones con un resumen de los avances organizativos y de gestión logrados por la entidad desde su nacimiento en 2014. “Hemos superado los objetivos que nos habíamos marcado en el Plan 2014-17 en rentabilidad, crecimiento del negocio, capital, calidad de la cartera y satisfacción del cliente”, resumió.

Según explicó, el éxito en el cumplimiento de estas metas ha permitido a la entidad ser líder del sistema financiero español en crecimiento del margen de intereses, así como ganar cuota de mercado en crédito (+23 pb), captación particulares (+16 pb), fondos de inversión (+65 pb), seguros de vida (+112 pb) y no vida (+26 pb), y planes de pensiones (+15 pb).

Además, destacó, ABANCA ha construido “un balance sano y una posición de liquidez muy cómoda que nos sitúan entre las entidades con menor riesgo problemático y con mayor porcentaje de crédito sobre depósitos. Esto significa que estamos creciendo

En su intervención, el presidente de ABANCA se refirió a los tipos negativos, “que seguirán
vigentes previsiblemente hasta 2019”, a la nueva regulación, “que va a poner el foco en
las necesidades de capital y en el poder del cliente”, y a la presión competitiva de los
disruptores, “que modificará el escenario competitivo e impactará en toda la cadena de
valor”, como los factores que más van a afectar a la actividad de las entidades financieras.
Frente a estos retos, el presidente de ABANCA abogó por trabajar en los ámbitos del
conocimiento del cliente a través del big data, la experiencia homogénea del cliente en
todos los canales del banco, la apificación tecnológica para ofrecer soluciones cada vez
más potentes y la cultura de innovación como una actitud extendida a toda la
organización. La entidad espera llegar al fin del trienio 2018-2020 con un ROTE cercano
al 10%, una morosidad inferior al 3%, un capital CET1 superior al 13% y un volumen de
negocio por encima de los 75.000 millones de euros.

Juan Carlos Escotet Rodríguez puso de manifiesto asimismo la importancia de la
responsabilidad social corporativa en el proyecto de ABANCA. La entidad, que ha
dedicado 30 millones de euros a inversión social desde 2014, aportará este año 11
millones a Afundación.

Por su parte, el consejero delegado de ABANCA, Francisco Botas, elogió la “muy buena
evolución” de la entidad desde 2014, y desgranó las diferentes prioridades de negocio y
los proyectos que se desarrollarán para dar cumplimiento a las claves estratégicas
definidas hasta 2020.

Para mejorar la rentabilidad recurrente, Francisco Botas indicó que los seguros serán un
negocio clave durante el próximo trienio: “deben ser parte del ADN del banco”, subrayó.
Anunció que la entidad tiene previsto, entre otras iniciativas, ampliar la oferta de
productos y servicios, especialmente para empresas; impulsar nuevas funcionalidades
de seguros en banca móvil y establecer “alianzas estratégicas que garanticen una oferta
competitiva y una mejor experiencia de cliente”.

Además, el consejero delegado de ABANCA apuntó que la entidad seguirá impulsando
la concesión de crédito a segmentos ‘micro’ (micropymes, pymes, comercios,
autónomos) y el consumo, con especial foco en el negocio de tarjetas de crédito y en la
financiación en el punto de venta.

Respecto a la experiencia de cliente, Francisco Botas aseguró que ABANCA avanzará
durante los próximos años en la onmicanalidad para “construir relaciones con el cliente
a través de cualquier canal, en cualquier momento y lugar” y en la gestión y análisis de
datos “para darle respuesta a todas sus necesidades financieras y de servicios de valor”.
Por último, el consejero delegado se refirió a la transformación de la entidad como “el
reto más importante que tenemos por delante para los próximos años”. “Tenemos que
cambiar organizativa y culturalmente y hacerlo de forma rápida para adaptarnos a todos
los cambios de un entorno cada vez más complejo y digital”, afirmó. En este sentido,
defendió una “digitalización eficiente para simplificar procesos y mejorar en eficiencia” y
abogó por “seguir impulsando la innovación a todos los niveles de la organización y de
manera transversal”. Para acometer este reto, Francisco Botas aseguró que “la entidad
cuenta con su principal activo, el equipo humano”.

El evento fue conducido por los actores Javier Veiga y Marta Hazas e incluyó la
intervención del emprendedor y tecnólogo argentino Santiago Bilinkis, quien ofreció a los asistentes una conferencia sobre el cambio en las organizaciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar