Junqueras opina desde prisión que Puigdemont puede ser presidente “simbólico”

 

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, sugirió la posibilidad de que en Cataluña se pueda combinar una presidencia “simbólica” con otra “efectiva”. “La cuestión es si el Parlament puede investir a un diputado electo; ahí radica un principio democrático elemental, lo que no quita que las circunstancias puedan obligar o impedir que esa presidencia sea efectiva”, respondió a la pregunta de Diario 16.com de si se podría presidir la Generalitat desde el exilio. En su opinión, un problema similar se produciría si se planteara que él fuera presidente, ya que la prisión “tiene muchas limitaciones”.

El líder de ERC expresó su respeto hacia las posiciones de Carles Puigdemont, si bien admitió que “eso no quita que haya distintos puntos de vista”. “Hay que poner las luces largas, a menudo las cortas no te dejan ver todo el recorrido ni un horizonte”, añadió.

Por su parte, el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardá aboga, en otra entrevista periodística  a “buscar un presidente de la Generalitat que pueda gobernar”. En su opinión, “nadie es imprescindible si por encima está la formación del Gobierno”. El también diputado Gabriel Rufián defendió la necesidad de restituir a Puigdemont como presidente, pero dijo que “si el número uno, por culpa del Estado, no puede ser el uno, que lo sea el dos”, en referencia a Junqueras. La secretaria general de ERC, Marta Rovira, urgió a Junts per Catalunya a presentarles una “fórmula para hacer efectiva la investidura de Puigdemont” que permita “saber que al minuto siguiente de votar al presidente” se podrá nombrar los consejeros, publicar decretos en el Diario Oficial de la Generalitat y firmar decretos efectivos.

Mientras, el presidente del Parlament, Roger Torrent, insistió en que Carles Puigdemont “es y continuará siendo” su candidato a la Presidencia de la Generalitat y dijo que sólo se hará un debate de investidura “si hay todas las garantías” para el expresidente y si la investidura “es efectiva”. Torrent señaló, en una entrevista en Rac1, que el independentismo “avanza” si son “capaces de ser lo más generosos posible”, reclamación que, según los diarios, iba dirigida a Puigdemont.

Desde el PDeCAT, Neus Munté rechazó la propuesta de Junqueras y dijo no saber “qué significa o qué puede significar” una presidencia simbólica. Munté insistió en que el candidato es Puigdemont y abogó por hacer la investidura y “seguir los pasos con la máxima normalidad” en la necesidad de tener un Gobierno “de forma inmediata”. Fuentes de Junts per Catalunya citadas por EFE instaron a ERC a “trabajar con rigor, sin hacer debates públicos innecesarios” y a “no demorar” la investidura tal y como fue “acordada”.

Por su parte, la ANC emitió un comunicado en el que exige recomponer “la unidad de la mayoría independentista para que se lleve a cabo el pleno de investidura tal y como estaba previsto”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar