Los partidos de la oposición confían en el respeto a “los derechos de todos”

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, afirmó no tener “ninguna esperanza” en que Torrent ejerza su nuevo cargo con “absoluta imparcialidad” y respetando “los derechos de todos” y consideró que no hay diferencias con su antecesora, Carme Forcadell, ya que su intención es “seguir trabajando solo por la independencia”. Asimismo rechazó el “mitin” de Ernest Maragall que, dijo, “demuestra que los independentistas creen que esto es su cortijo”.

La portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, reclamó a Roger Torrent que sea “consecuente” con sus declaraciones de “respeto, convivencia y constatación de la diversidad de Cataluña” y no permita una investidura “a distancia” del próximo presidente del Govern. Además lamentó las “palabras sectarias” de Ernest Maragall, antiguo dirigente del PSC, que “no representan al conjunto de diputados del hemiciclo” y criticó que los comunes se hayan “alineado” con los grupos independentistas con su abstención en las votaciones.

Desde el PP catalán se valoró el “nuevo tono” del presidente del Parlament. El diputado Santi Rodríguez indicó que su partido “augura esperanzas” sobre el cambio que puede llevar Torrent y que “tenga en cuenta aspectos que no se tuvieron en cuenta” en la pasada legislatura. Por su parte, el líder del PPC, Xavier García Albiol, advirtió a Ciudadanos de que, si no ayudan al PP a tener grupo propio, JxCat y ERC tendrán mayoría absoluta en todas las comisiones del Parlament.

El líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, consideró que “lo importante es que haya una Mesa que haga política, que actúe para el conjunto del Parlament”, que “no es lo que ha pasado exactamente en el pasado”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar