Iniciativa para 1.300 desempleados en 220 ayuntamientos rurales

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó la convocatoria de un paquete de tres ayudas, dotadas con 14 millones de euros, para incentivar la contratación de 1.300 desempleados en 220 ayuntamientos rurales y en 700 pymes y empresas de base tecnológica.

Durante la rueda de prensa del Consello, Feijóo subrayó que la primera iniciativa, relacionada con el impulso del campo, consistirá en una nueva convocatoria del programa Aprol Rural, que destinará 7 millones de euros -5 millones en una primera convocatoria, ampliable en 2 millones- para apoyar la contratación de 430 desempleados en 220 municipios.

En esta edición, que estará reservada a los contratos relacionados con la valorización del monte -silvicultura, biomasa, limpieza u otras labores del sector forestal-, tendrán prioridad los Ayuntamientos Emprendedores, es decir, aquellos que se adhieran al convenio con la Fegamp para captar inversión en la Comunidad, por lo que el presupuesto de las líneas de ayudas que la Xunta prioriza para las entidades locales que se adhieran al convenio con la Fegamp para impulsar la captación de nuevas empresas aumenta hasta los 50 millones.

Después de precisar que el Ejecutivo autonómico financiará la totalidad de los costes salariales de los contratos, que deberán tener una duración mínima de 9 meses y ser a tiempo completo, Feijóo avanzó que el segundo programa incluirá incentivos a contratación en las pequeñas y medianas empresas.

Serán 4,2 millones para favorecer la contratación de 550 personas con dificultades para acceder al mercado laboral. El primer contrato, que deberá durar como mínimo un año, se apoyará con 4.000 euros, siempre que se contrate a un parado de larga duración, con discapacidad o en riesgo o situación de exclusión social.

Esta cuantía aumentará en un 25% acumulable para mujeres, mayores de 45 años, emigrantes retornados o empresas ubicadas en el rural, ascendiendo la cuantía máxima de la ayuda a 8.000 euros. Y, como novedad, se incluirá un bono de formación de 1.000 euros por persona contratada, que será opcional para las empresas.

En lo tocante a la tercera de las líneas de ayudas, con un presupuesto de más de 2,7 millones, el titular de la Xunta explicó que esta se destinará a fomentar y consolidar el empleo en las pequeñas empresas de nueva creación y en iniciativas de carácter tecnológico, es decir, en proyectos innovadores surgidos en la Universidad.

En relación a las pequeñas empresas de nueva creación, se establecerán ayudas para generar empleo estable, formar los gerentes o financiar gastos de constitución de la empresa, arrendamiento del local, maquinaria o equipaciones informáticas, entre otros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar