El líder de ERC alega ser “hombre de paz”

El líder de ERC, Oriol Junqueras, pidió ayer al Tribunal Supremo el fin de su prisión preventiva para poder actuar en representación del millón de votos recibidos en las elecciones del 21 de diciembre. En una breve intervención, Junqueras alegó ante los magistrados que es un “hombre de paz” con convicciones religiosas y que busca el “diálogo bilateral”, la “negociación” y el “acuerdo político”.

Junqueras subrayó su compromiso con “el civismo, la concordia y la paz”, incompatibles, según hizo ver, con la participación en los “actos violentos” que le atribuyen la Fiscalía y el juez Llarena. Al respecto, resaltó que siempre ha mantenido una actitud “muy respetuosa” con otras opciones políticas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar