Los últimos mensajes

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió  el voto a todos los catalanistas, un “voto útil de país” para Junts per Catalunya (JxCat) para que regrese el Govern cesado y advirtió de que cualquier otro plan sería una “derrota para décadas” y entregar “la soberanía” a Mariano Rajoy. A través de videoconferencia desde Bruselas en un mitin en Barcelona, situó la lista de JxCat como la “herencia de Junts pel Sí” y remarcó que “no está en juego quien gana las elecciones sino si gana el país o gana Rajoy, si regresa el 130º president, se llame como se llame, o gana el presidente del 155″. En este sentido, dijo que si es investido presidente entrará en el Palau de la Generalitat “acompañado del Govern legítimo que el 155 cesó y decapitó”.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Puigdemont afirmó que decidió irse a Bruselas para “garantizar la continuidad de la Presidencia de la Generalitat” y remarcó que “no se ha movido de donde estaba”, pues considera que sigue siendo el president.

Por su parte, el número dos de JxCart por Barcelona, Jordi Sànchez, defendió ayer que una victoria de Puigdemont sería “la desautorización más grande” que puede tener Mariano Rajoy. Sànchez resaltó, en una grabación desde la cárcel de Soto del Real, que el rival a batir no es Inés Arrimadas sino el presidente del Gobierno.

ERC

La número dos de la candidatura de ERC para las elecciones catalanas, Marta Rovira, denunció ante la prisión de Estremera que el líder de su partido, Oriol Junqueras, permanezca encarcelado sin juicio y pidió “más democracia” para resolver los conflictos mediante el diálogo. ERC cerró su campaña a escasos metros de la prisión de Estremera (Madrid) con un acto reivindicativo, que trató de boicotear un grupo de la organización ultraderechista Hogar Social.

Rovira lamentó que Junqueras no haya podido hacer campaña y defender el programa electoral “en igualdad de condiciones” que el resto de candidatos. “Queremos decir bien fuerte y claro que está encarcelado por sus ideas políticas, las cuales no sólo no son respetadas sino que son perseguidas, y también está en prisión porque saben que es el mejor candidato para liderar la Cataluña del futuro”, afirmó. La candidata de Esquerra dijo que defienden una Cataluña “en la que caben todas las ideas políticas” y abogó por “la vía democrática y la negociación”.

Posteriormente, en un acto en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) reclamó el voto útil para ERC para reforzar el republicanismo y derrotar “las mentiras” de Ciudadanos. En este mismo acto, el exconseller Carles Mundó llamó a vencer a quienes “presumen” de meter a adversarios en la cárcel.

La CUP

El cabeza de lista de la CUP, Carles Riera, afirmó que su formación será la “garantía” de que tras las elecciones del 21-D “la mayoría republicana no caiga en la tentación del autonomismo y la claudicación” y se “materialice” la “república” catalana por la vía unilateral. Así lo afirmó en el mitin de final de campaña en Barcelona, en el que la hasta ahora portavoz parlamentaria, Anna Gabriel, afirmó que a las instituciones el Estado “les encanta someter” porque “tienen alergia a la democracia”.

ARRIMADAS

 

La candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas, llamó a concentrar el voto constitucionalista en la formación naranja para que el 21-D Cataluña “despierte de la pesadilla” del procés, porque, dijo, que es el voto “ganador, claro y nítido”. En el último mitin en Barcelona, Arrimadas consideró que “sólo hay un voto que puede ganar a los independentistas, el de Ciudadanos”. Pidió que “nadie se la juegue” con otros partidos que “a la mínima” forman un tripartito con ERC, en velada alusión al PSC.

En una entrevista en ABC, Arrimadas afirma: “Tenemos la oportunidad histórica de ganar al separtismo”. La candidata de Ciudadanos rechaza que Iceta sea el voto útil y advierte de que pactar con Esquerra significaría eternizar el procés. Por ello, insiste en que si ganan los constitucionalistas nadie perdonará que no lleguen a un acuerdo.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el mitin de cierre de campaña en Barcelona pidió el “voto prestado” del PSC, para “convertir el cinturón rojo en naranja”, porque, subrayó, el voto a su formación es el voto “útil, responsable y seguro”.

ICETA

 

El candidato del PSC, Miquel Iceta, pidió el voto para hacer el “cambio posible” en Cataluña tras la etapa de los independentistas. En el acto de cierre de campaña en Cornellá, Iceta reivindicó al PSC porque es el garante de la reconciliación, mientras que Ciudadanos lo único que busca es la “revancha” frente a los independentistas. También marcó distancias con el PP: “¿Qué podemos tener nosotros que ver con un PP que está en el origen de todo el lío. Nosotros somos la alternativa”, y se diferenció de los comunes, que decidieron romper con los socialistas en Barcelona para ceder ante los independentistas y caer ante “la dinámica de bloques”.

De los independentistas, Iceta dijo que “han demostrado su fracaso total y absoluto”, porque querían la independencia, y además de no obtenerla, “han provocado unos costes inasumibles, que son una sociedad dividida, fracturada y empobrecida y una imagen dañada”. Por eso, concluyó, deben “dedicarse a repensar su proyecto” desde la oposición y dejar paso a un Govern liderado por él, con más aciertos y mejores objetivos.

Iceta intervino en el foro Primera Plan@ de EL PERIÓDICO, en el que dijo que “la derecha no puede derrotar al independentismo”, y que intentará la investidura si los independentistas no consiguen la mayoría.

En el acto de Cornellá intervino el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, quien confió en la victoria de Iceta para sacar a Cataluña del “agujero” y “evitar que el odio” envenene a la sociedad.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó ayer, en una entrevista en la cadena SER, que los constitucionalistas están “obligados” a ponerse de acuerdo en caso de que sumen la mayoría.

RAJOY

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cerró la campaña electoral del PP con una cena-mitin en Barcelona, en la que pidió el apoyo para su partido y reclamó que el jueves se “llenen las urnas” para “cerrar la herida de la ruptura” que han provocado los independentistas. Reivindicó su decisión de activar el artículo 155 de la Constitución y prometió que tras los comicios el PP tendrá “voluntad de diálogo”, pero no aceptará “ninguna imposición”, defenderá la reconciliación y velará por el cumplimiento de la ley. Para Rajoy, los que han defendido la democracia y la Constitución y están al lado de la Ley son “los responsables del lado bueno de esta historia”.

En el mismo acto, el candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol, cargó contra Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, a quienes se dirigió de esta manera: “Mirad cómo estáis, uno detenido y en la cárcel provisional y otro a mil kilómetros”. Acusó a los líderes independentistas de haber faltado el respeto a los catalanes e intentar mermar la credibilidad de las instituciones españolas. García Albiol pidió el voto para su partido, el único, dijo, que ha tenido el “coraje” de enfrentarse al independentismo, que ha parado el proceso de ruptura de la sociedad catalana y que ha devuelto la normalidad y la democracia a Cataluña.

 

IGLESIAS

 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó en el mitin fin de campaña de Catalunya En Comú-Podem (CatECP) que “el procesismo está acabado”. En Santa Coloma de Gramanet, Iglesias dijo que el candidato de CatECP, Xavier Domènech, es la garantía para solucionar políticamente “el conflicto”, y para que haya políticas sociales.

Por su parte, Xavier Domènech defendió su candidatura como la única alternativa a la derecha en Cataluña y añadió: “O el bucle que ha fracasado o nosotros. O el bucle de la restauración o nosotros. O Puigdemont o nosotros”. Domènech tendió la mano al candidato socialista, Miquel Iceta, para forma un gobierno progresista.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar