El Banco de España rebaja al 2,4% el crecimiento para 2018 por la situación de Cataluña

El Banco de España rebajó al 2,4% su previsión de crecimiento del PIB en 2018 y al 2,1% la de 2019, una décima menos de lo estimado inicialmente en los dos casos, como consecuencia de “la incertidumbre asociada a la situación en Cataluña”, cuyos efectos, apuntó, se verán “parcialmente compensados” por la mejora de las perspectivas de los mercados exteriores. En su último informe sobre las proyecciones macroeconómicas de la economía española (2017-2020), el Banco de España mantiene en el 3,1% su previsión de crecimiento para este año, y anticipa un “cierto debilitamiento adicional” por “la intensificación de las tensiones políticas en Cataluña” en el cuarto trimestre.

La autoridad monetaria considera que el nivel de incertidumbre registrado en los últimos meses en Cataluña remitirá durante la primera mitad de 2018, si bien advierte de que la incidencia final para el conjunto de la economía española dependerá de “la magnitud y la persistencia de las tensiones políticas”.

Pese a la crisis catalana, el Banco de España asegura que la economía española continuara con su actual fase expansiva, gracias a la corrección de los desequilibrios macrofinancieros. En concreto, apunta que la expansión del PIB seguirá apoyándose en la demanda nacional, para la que, no obstante, prevé una desaceleración en los próximos años con un alza del 2% en 2018 y del 1,8% en 2019. En cuanto a la demanda externa, augura que tendrá un alza del 0,4% en 2018, una décima menos que la estimación anterior, y del 0,3% en 2019, la misma cifra que anteriormente.

Por lo que respecta al mercado laboral, para 2018 habrá un crecimiento de la creación de empleo del 2,3% y del 1,7% en 2019. La tasa de paro bajará al 17% este año, al 14,8% en 2018 y al 13,2% en 2019, pudiendo llegar al final del 2020 en el entorno del 11% de la población activa.

La autoridad monetaria estima que el déficit público disminuirá este año hasta el 3,2% del PIB y seguirá bajando hasta el 2,5% en 2018, al 2,1% en 2019 y al 1,8% en 2020. Por lo que respecta a los precios, apunta a una inflación media del 2% en 2017, que se moderará al 1,5% en 2018 y al 1,4% en 2019.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, apuntó ayer que, con los indicadores adelantados que tiene el Gobierno relativos a consumo, empleo e inversión, entre otros, Cataluña crecerá entre un 0,4 y un 0,5% en el último trimestre, frente al 0,9% de los periodos anteriores. En cambio España tendrá un comportamiento “muy similar” al de los periodos anteriores, en los que se aceleró entre el 0,8% y el 0,9%.

Un informe presentado por el Consejo General de Economistas estima que la situación de Cataluña podría desacelerar el crecimiento en España en 0,5 puntos en 2018 y recortar en unos 100.000 empleos los nuevos puestos de trabajo, en el supuesto de que la incertidumbre política se mantenga en los niveles actuales.

Mientras, la patronal catalana Foment del Treball pidió ayer a los partidos políticos catalanes que, tras el 21-D, sean capaces de formar un Gobierno que proporcione “estabilidad política y seguridad jurídica” y que esté dispuesto a abrir un diálogo “sincero” con el Gobierno central.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar