La detección precoz del cáncer de mama supera en Galicia el promedio europeo

La tasa media de participación en el Programa gallego de detención precoz del cáncer de mama desde su implantación en 1992 es de un 78,6%, ampliamente superior a los estándares europeos de calidad, tanto en el valor aceptable (70%) como en el deseable (75%). En 2016 esta tasa de participación alcanzó el 83,1%, el valor más alto desde su instauración. Este aumento se asocia a la divulgación y promoción del programa y la adherencia de las mujeres al mismo.

Gracias a este programa, que está plenamente implantado en la comunidad autónoma gallega, la mortalidad por cáncer de mama en mujeres gallegas que participaron en los cribados descendió en los últimos 25 años en más de un 20% respeto del previsto sin cribado, tal y como demuestra un estudio realizado con los datos de esta enfermedad entre los años 1980 y 2012.

En este primero semestre de 2017, la tasa de participación en el mismo superó el 80,6%. En esta primera mitad del año, el número de mujeres residentes en Galicia, de 50 a 69 años, invitadas a participar en el programa fue de 102.427 y las exploradas en ese mismo período fue 82.576. En la gran mayoría de las exploraciones el resultado de la mamografía fue la ausencia de lesiones sospechosas, tan sólo la un 2,53% de las mujeres exploradas en el primer semestre se les recomendó una valoración clínica adicional.

Entre el año 1992 y el 2016 se realizaron en el marco del PGDPCM 2.240.624 mamografías, de las que 528.321 corresponden a exploraciones hechas a mujeres que acudían al programa por primera vez y 1.712.301 la mujeres que ya habían participado en los cribados con anterioridad. Tan sólo a lo largo del pasado año se hicieron, en el marco de esta iniciativa, 153.806 exploraciones. Por provincias, en A Coruña la tasa de participación fue del 83,56%; en Lugo, del 82,25%; en Ourense, del 82,13%; y en Pontevedra, del 82,4%. En las cuatro provincias se consiguieron los objetivos de participación en el programa.

En la mayoría de las exploraciones realizadas a lo largo del pasado año el resultado fue la ausencia de lesiones sospechosas, tan sólo un 2,41% de las mujeres exploradas fueron remitidas a una unidad de diagnóstico y tratamiento para complementar las pruebas y obtener un diagnóstico definitivo.

En el período que va de 1992 al 2015, la tasa de detención de cáncer fue del 3,6% por cada mil mujeres exploradas; es decir, se detectaron un total de 7.440 cánceres en fase presintomática. El 92,2% de estos tumores tenían un estadio tumoral bajo y un 62,4% no tenían afectación ganglionar en el momento de su diagnóstico. Además, se estudió la supervivencia de las mujeres gallegas entre 50 y 69 años diagnosticadas de cáncer de mama en el período 1996-2009. Las mujeres participantes presentaron mejor supervivencia relativa que las del mismo grupo de edad diagnosticadas al margen del programa (96,6% frente al 83,1% a los 5 años de seguimiento).

Desde la implantación del Programa de detención precoz del cáncer de mama en 1992, la Consellería de Sanidad está haciendo un esfuerzo constante para aumentar la actividad del mismo y explorar cada año a un número mayor de mujeres, aumentando la participación sin incrementar los costes del programa e incrementando su rendimiento, con el objetivo fundamental de disminuir la mortalidad provocada por el cáncer de mama.

La lectura de las mamografías se realiza por dos radiólogos de manera independiente en las unidades de evaluación radiológica. Esta doble lectura aumenta la sensibilidad de la prueba y la detección de los tumores más pequeños, los que miden menos de un centímetro.

El PGDPCM está dirigido a todas las mujeres residentes en Galicia, de 50 a 69 años, sin síntomas y sin diagnóstico previo de cáncer de mama. El cribado tiene una periodicidad de dos años. A las mujeres objetivo del programa se les envía información sobre este por carta, antes de la citación personal para la realización de la prueba mamográfica. Se envía en los 10-15 días previos a la cita y en ella se especifican el lugar, día y hora en que debe acudir para la realización de la prueba, así como un número de teléfono para solicitar cambio de cita se fuera preciso. Si la mujer no acude, se le envía una nueva citación, también por carta.

En caso de que sea necesario realizar una valoración clínica adicional para llegar a un diagnóstico, se informa a la interesada por carta certificada y con justificante de recepción. En la misma se facilita una cita para ser atendida en una unidad hospitalaria de diagnóstico y tratamiento. Esta carta se remite tres días antes de la cita y, además, dos días antes de la misma, se llama a la mujer por teléfono para confirmarla.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar