La CUP presiona por la independencia, que para el PSC sería “un gravísimo error”

Al acto en homenaje a Lluís Companys asistieron representantes de otros partidos del arco parlamentario catalán, con la excepción del PP y Ciudadanos. La portavoz de la CUP, presente en el acto, pidió a Puigdemont que declare la independencia “sin tapujos”. “Exigimos un pleno extraordinario del Parlament en el que se proclame la república, que es lo que nuestro pueblo decidió mayoritariamente en el referéndum del 1 de octubre”, subrayó Gabriela Serra, quien anticipó además que su grupo abandonará la Cámara catalana si esta declaración de independencia no se produce.

La coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, por su parte, respondió a la CUP que es el momento de la “unidad”, no de abrir un gran debate sobre si debe convocarse un pleno para declarar la independencia de Cataluña. “Creemos que es el momento de ir todos juntos, no de generar debates públicos, y tener una posición unánime”, señaló, tras indicar que la CUP “siempre quiere ir dos pasos por delante”.

En la misma línea, el líder de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, pidió “cuidar la unidad” del soberanismo para poder cumplir el mandato de la mayoría de catalanes “de conseguir la independencia con voluntad de dialogar”. “Seguro que hay mucha gente que tiene ganas de dialogar con nosotros y que tiene ganas de reconocer la república catalana”, subrayó.

 

 

PSC-PSOE

 

En este contexto, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, advirtió de que efectuar una declaración de independencia sería “un error gravísimo para Cataluña y sus instituciones”, por lo que espera que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, “diga la verdad, que es que no declaró la DUI el martes pasado, y que convoque elecciones para que, con garantías, todos los catalanes y catalanas puedan votar y decidir cuál es el curso que tiene que tomar la política catalana en los próximos meses”.

Finalmente, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, pidió al PP que cese a Pablo Casado por unas recientes declaraciones en las que indicó que Puigdemont podría acabar como Companys: “Ha ofendido la memoria de cualquier demócrata. Ha ofendido a España. El señor Casado no está capacitado para hacer de portavoz y de interlocutor con Cataluña y para buscar una solución. No necesitamos más pirómanos, necesitamos a personas serenas y constructivas”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar