Puigdemont anuncia la independencia y después la suspende

Carles Puigdemont ha anunciado la independencia de Cataluña pero a su vez abrir el diálogo: “Cataluña debe convertirse en un estado independiente como república” pero a la vez “suspender los efectos de la declaración de independencia”, fueron literalmente sus palabras en el Parlamento autonómico.

El presidente de la Generalitat ha matizado que, una vez proclamada, queda en suspenso la declaración de república con fín de abrir políticamente las negociaciones. Argumenta que la jornada del referéndun del pasado domingo sirvió para conocer la tendencia ideológica de los votantes, si bien no ha facilitado unos datos sobre los que hay numerosas dudas dado el descontrol de los colegios electorales y la situación de numerosos ciudadanos que pudieron votar en varios puntos. Eso sí, aseveró que ofrecerá el recuento de la votación: “Asumo presentarles los resultados del referéndum ante todos ustedes y ante nuestros conciudadanos”

El titular del Gobierno catalán  declaró literalmente que “no tenemos nada contra España o los españoles; al contrario, nos queremos entender mejor, porque la relación no funciona. La Constitución es un marco democrático, pero hay democracia más allá de la Constitución”.

 

AVANZAR A PARTIR DEL REFERÉNDUM

 

En su comparecencia en la Cámara, Puigdemont insistió en que el momento pide la voluntad “clara y comprometida” para avanzar en las demandas de los catalanes “a partir de los resultados del 1 de octubre”, resultados que, dijo, se deben tener en cuenta de manera “imprescindible” en esta etapa de diálogo que está dispuesto a abrir.

El presidente catalán dijo que “desde todos los rincones del planeta” han llegado llamamientos al diálogo y a la mediación, por lo que es el momento de que la Generalitat y el Gobierno central atiendan a esos llamamientos. Puigdemont pidió al Ejecutivo que “escuche” a quienes abogan por la mediación y reclamó a la Unión Europea que se “implique” para encontrar una salida al conflicto y “vele por los valores fundacionales de la Unión”. “El conflicto entre Cataluña y España se puede resolver de manera serena y acordada y por nosotros no quedará”, añadió.

Tras el pleno, el presidente de la Generalitat, la presidenta del Parlament, y diputados de Junts pel Sí y la CUP firmaron una declaración en la que se afirma que se constituye “la república catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho democrático y social”. El texto dispone la entrada en vigor de la ley de transitoriedad jurídica y pone en marcha “el proceso constituyente, democrático, de base ciudadana, transversal, participativo y vinculante”. Asimismo, afirma la voluntad e “abrir negociaciones con el estado español, sin condicionantes previos” y “en pie de igualdad”, e insta a las autoridades de la UE a intervenir para “parar la violación de derechos civiles y políticos en curso”.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar