Nueva operación contra el furtivismo en el Baixo Miño

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, decomisaron en los últimos días 820 recipientes de pulpo, más de 40 kilos de este cefalópodo y tres palangres con 380 anzuelos. Fue en un operativo contra el furtivismo realizado en las zonas de A Guarda y Mougás, en el Baixo Miño.

En la actuación que fue realizada por mar, los guardacostas procedieron a incautar los aparatos y las especies que contenían ya que estaban mal jalonados, algunos de ellos largados en zona no autorizada y, además, el empleo de los cacharros de pulpo está prohibido en nuestra comunidad. Este operativo se enmarca en el conjunto de los controles que efectúa diariamente el Servicio de Guardacostas para evitar la extracción y comercialización ilegal de productos pesqueros y marisqueros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar