Puigdemont acusa al Estado de suspender «de facto» la autonomía de Cataluña

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocó una reunión extraordinaria del Consell Executiu del Govern tras conocer la operación policial y después compareció, arropado por sus consellers, en el Palau de la Generalitat, donde leyó una declaración institucional en la que denunció la «agresión coordinada de las fuerzas policiales» del Estado contra la Generalitat, «sin amparo legal».

«El Estado español ha suspendido de facto el autogobierno de Cataluña y ha aplicado de facto un estado de excepción. Las libertades están siendo suspendidas y reprimidas», declaró. «Condenamos y rechazamos la actitud totalitaria y antidemocrática del Estado», dijo, y consideró «ilegítima» la «suspensión e intervención del Govern de Cataluña por parte de un Gobierno español que no respeta los principios elementales de la democracia».

Según el presidente de la Generalitat, «el Gobierno español ha ultrapasado la línea roja que lo separaba de los regímenes autoritarios y represivos y se ha convertido en una vergüenza democrática». Puigdemont denunció «medidas de intimidación» contra los alcaldes, registros «indiscriminados» y «amenazas» a la ciudadanía que quiere votar el 1-O y llamó a los catalanes a «defender la democracia frente a un régimen represivo e intimidatorio con una respuesta masiva y cívica» en el referéndum. «El día 1 de octubre saldremos de casa, llevaremos una papeleta y la utilizaremos», afirmó.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, llamó a la «movilización permanente» ante los Ayuntamientos. Para mañana ANC y Òmnium Cultural han convocado una concentración ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y han recomendado acudir con «tiendas de campaña».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar