Galicia Costa mantiene la prealerta por sequía

La Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa se mantendrá en situación de prealerta por sequía con especial atención a las cuencas del centro y sur de la Demarcación, donde los ríos siguen presentando caudales inferiores a los niveles habituales en esta época del año. Así lo decidió la Oficina Técnica de la Sequía, que cuenta con personal técnico de todos los departamentos de la Xunta de Galicia con competencias en esta materia, esto es, Augas de Galicia, la Consellería de Medio Rural, la Agencia Gallega de Emergencias y Meteogalicia.

Durante este encuentro, los técnicos analizaron por cuencas el estado de la demarcación y concluyeron que las del norte presentan estabilidad con respecto al mes pasado, con una ligera mejoría en alguno río debido las lluvias de los últimos días del mes. Por el contrario, en los ríos del centro de Galicia, los caudales siguen siendo bajos con respeto a los habituales en esta época del año, especialmente, en ríos pequeños como el Castro, aunque también ha descendido en el Tambre y en el Ulla. En una situación similar se encuentran los ríos del sur, donde los caudales son inferiores respecto a otros años, en ríos pequeños como O Grova o el Miñor. Será pues en estas áreas donde a lo largo de las próximas semana se ponga una vigilancia especial de su comportamiento, por se fuera necesario tomar alguna medida de manera inmediata.

A partir del análisis de estos datos, y la expensas de su evolución de cara a el inicio del otoño, no se considera preciso en estos momentos pasar al nivel de alerta y sí mantener la declaración de prealerta, ya que arrastramos un déficit hídrico prolongado y es precisamente a partir del otoño cuando tienen que empezar a recargarse nuestros sistemas.

Hace falta recordar que la situación de prealerta en la que se encuentra la Demarcación Galicia Costa se activó el pasado mes de enero, fundamentalmente, debido al bajo caudal que presentaban los ríos y los acuíferos que, la causa del déficit acumulado de precipitaciones, tienen dificultades para recargarse.

Con todo, los embalses de abastecimiento están a un 71,27% de ocupación, que, pese a estar 8 puntos por debajo con respeto al mismo período en 2016, presentan una situación que puede considerarse estable para este momento del año -escasez de lluvias y el aumento del consumo-. De este modo, el abastecimiento a los grandes núcleos de población está garantizado y los problemas que se están registrando en algunos ayuntamientos en las últimas semanas se circunscriben a abastecimientos particulares o a pequeños núcleos rurales de población abastecidos desde manantiales o acuíferos que, tal y como se preveía, son los primeros en acusar a los efectos de esta situación.

En todo caso, el acceso al agua por parte de la población incluso en estos puntos más problemáticos está siendo garantizado a través del suministro mediante sistemas alternativos contemplados para estas situación, así como a través de autorizaciones de derivaciones temporales de la captación.

Medidas adoptadas

Desde lo pasado mes de enero, en el que se activó la prealerta por sequía en el conjunto de la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa, la Xunta estuvo siempre atenta ante los posibles incidentes que se hubieran podido derivar de esta situación.

En esta línea, la Xunta puso en marcha una campaña de concienciación que llama a la sociedad a hacer un uso responsable del agua dado que, aunque Galicia no es por sus características una tierra de sequía, ni los recursos son ilimitados, ni somos ajenos las consecuencias de la sequía si no hacemos un uso racional del agua.

Por otro lado, ya en el mes de mayo, Augas de Galicia remitió a los ayuntamientos de la demarcación una carta con la recomendación de la posible adopción de una serie medidas, que están dentro de las competencias municipales, y que tienen como objetivo reducir los consumos no esenciales de agua (limitación de baldeo y limpieza de calles y fomento del uso responsable del agua en las instalaciones municipales; limitación del llenado de piscinas o intensificación de las labores de mantenimiento de la red de abastecimiento de cara a minimizar pérdidas).

Seguimiento exhaustivo

 

Además de las medidas adoptadas, la situación de prealerta lleva consigo un seguimiento exhaustivo del estado de la Demarcación, por lo que, a finales de este mes de septiembre se volverá a hacer un nuevo análisis, puesto que el comportamiento de este mes será clave para determinar si es necesario adoptar nuevas medidas. Según indican desde Meteogalicia, se prevén valores normales para un mes de septiembre, tanto en precipitación y temperaturas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar