Dirigentes de la oposición venezolana se unen a disidentes del chavismo

En plena confusión sobre la situación, dirigentes de la oposición al régimen de Maduro se reunían por primera vez en público con disidentes del chavismo, entre ellos la recién destituida fiscal general Luisa Ortega.

“En este país ejercer los derechos se ha convertido en delito”, afirmó Ortega en el acto organizado por la jesuita Universidad Católica Andrés Bello de Caracas bajo el lema “En defensa de la Constitución”.

Además de con la destituida fiscal general, el acto contó con la presencia de la ex defensora del Pueblo Gabriela Ramírez, el ex ministro del Interior Miguel Rodríguez Torres y el diputado y exdirigente de Polo Patriótico Eustoquio Contreras, que unieron sus voces críticas a las de los dirigentes de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática.

Por otra parte, la Asamblea Constituyente de Venezuela decidió en su primera reunión oficial, destituir a la fiscala general, Luisa Ortega Díaz, así como inhabilitarla para el ejercicio de cualquier cargo público. Los diputados de la Constituyente nombraron al Defensor del Pueblo, Tarek Williams Saab, sustituto provisional de una fiscala que se había convertido en una de las voces más críticas contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y había ordenado investigar el fraude cometido en las elecciones celebradas hace una semana. El propio Maduro acusó el pasado viernes a la Fiscalía de ser cómplice de la “insurgencia armada” que sufre el país.

Tras conocer su destitución, la ya ex fiscala general declaró que el Gobierno de Maduro busca “perpetuar el desfalco a la nación”. “En Venezuela está en pleno desarrollo un golpe contra la Constitución promovido por el Tribunal Supremo de Justicia y el Ejecutivo Nacional”, indicó Ortega en un comunicado. Horas antes de su destitución, la sede de la Fiscalía General, en el centro de Caracas, había amanecido rodeada por tropas de la Guardia Nacional. Los efectivos militares arrestaron a los escoltas y personal de seguridad de la Fiscalía, e impidieron a la fiscal general la entrada en el edificio.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) impidió que la fiscala Luisa Ortega Díaz ingresara a la sede del Ministerio Público, ubicada en Parque Carabobo.

Ortega Díaz se aproximó a la Fiscalía, que estaba contralada por efectivos de seguridad del estado bajo la coordinación del coronel Bladimir Lugo.

“Yo no temo por mi puesto temo por el país voy a seguir luchando por la libertad y la democracia de Venezuela. Lucharé por el rescate de la democracia que se perdió”, dijo la fiscal en la afueras del MP-

Denunció que fue agredida por los funcionarios de seguridad, quienes la empujaron con los escudos para evitar que accediera a su despacho. Aseguró que los funcionarios del gobierno pretenden esconder los casos de corrupción de la empresa de construcción internacional Odebrecht.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto