Junts pel Sí y la CUP registran la ruptura que quieren aprobar antes del 1 de Octubre

Junts pel Sí y la CUP registraron ayer en el Parlament la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república que quieren aprobar antes de la celebración del referéndum. Según explicaron ambas formaciones, la ley pretende dar la cobertura y el marco jurídico del periodo inmediatamente posterior a una eventual victoria del  en el referéndum, por lo que entraría en vigor entre el 2 de octubre y unas elecciones constituyentes seis meses después, tras las que se aprobaría una ‘constitución catalana’ en otro referéndum seis meses más tarde.

En los 89 artículos y tres disposiciones adicionales la nueva ley regula cuestiones relativas a la nacionalidad catalana, que no exigirá la renuncia de la española, y al régimen lingüístico, en el que se mantendría el derecho de opción entre catalán, castellano y aranés. El presidente de la Generalitat sería el jefe del Estado y la Administración catalana sustituiría a la española arrogándose sus propiedades, funcionarios y contratos. Asimismo, controlaría el poder judicial y declararía una amnistía para todos los encausados en el proceso separatista.

El presidente del grupo de Junts pel Sí, Lluís Corominas, dijo la ley otorga un carácter “vinculante” al referéndum, proporciona un “marco jurídico claro” y establece los pasos a seguir en el supuesto de una victoria del . “Lo que queremos es dar transparencia”, añadió. El diputado de la CUP Benet Salellas explicó que con la presentación de la ley ya “no habrá ninguna vacilación ni ningún nuevo debate” respecto al referéndum “porque se crearán las instituciones y la república catalana”, enfatizó.

La Mesa del Parlament no tiene previsto tramitar hoy ninguna de las leyes de desconexión, ni la ley del referéndum ni la de transitoriedad jurídica, según aseguraron a EFE fuentes parlamentarias.

La norma contó con el rechazo de la oposición. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dijo que ninguna de las dos leyes de desconexión entrará en vigor porque “serán suspendidas por el Constitucional”. Miquel Iceta, del PSC, tildó de “engaño” la proposición de ley y aseguró que no habrá referéndum el 1 de octubre ni el día 2 habrá una república. Xavier García-Albiol, del PPC, se mostró partidario de la aplicación el artículo 155 de la Constitución si se hace “efectivo” el intento de los independentistas de “perpetrar un golpe de Estado”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar